San Luis Potosí, SLP. Con plena certidumbre sobre el futuro comercial de México con Estados Unidos, la alemana BMW se prepara para que su planta en construcción en el mercado mexicano sea la tercera factoría del segmento premium más importante y sofisticada de la marca en el mundo, la cual será autosuficiente en uso y reciclaje de agua, desecho de residuos y contará con un panel solar para la generación de 100% de energía.

La planta automotriz avanza a contrarreloj para arrancar operación en abril del 2019, con la producción de 150,000 unidades por año. Y para ello, invertirá este año 22 millones de dólares en la capacitación de los trabajadores, con visión de incrementar al doble dicho monto el siguiente año, informó Hermann Bohrer, presidente y Ceo de la Planta de BMW.

Durante el 2017 se entrenarán a 600 mexicanos para adaptarlos a planes flexibles que respondan a los cambios de tendencias de combustibles y consumo en el mundo.

De visita por las instalaciones de BMW, Reymond Wittmann, vicepresidente de Proyecto de la planta, precisó que se construirán 71,000 metros de área para un panel solar para ser autosuficientes. Abundó que se encuentran en negociaciones con los proveedores, ya que la apuesta del Grupo BMW en el mundo es el desarrollo de la electrificación. A dos años del arranque formal, la planta de carrocería cuenta con un avance de 60% y el área de pintura con 40%; mientras que a finales del año, en noviembre, se inaugura el centro de aprendizaje de ensamble del modelo serie 3, que es la unidad más vendida en el mundo.

La ambición de BMW es que la planta sea líder como marco de referencia en producción para el mundo, al ser la más sofisticada, flexible en cambios de diseño y demanda, sustentable y opere bajo el esquema justo a tiempo para tener ahorros , apostó el CEO.

Al cuestionarle sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Bohrer sostuvo que existe certeza sobre la relación bilateral entre México y Estados Unidos, y agregó que se especula de un impuesto en frontera, pero no en autopartes. Vemos gran potencial de crecimiento del segmento premiun en América del Norte , dijo.

De acuerdo con el TLCAN, el contenido de un auto fabricado en la región debe ser de 62%, y en México se producen un porcentaje importante de partes y componentes que no sólo son utilizados en nuestro país, sino en Norteamérica y Europa. BMW posee una base de 180 proveedores de autopartes.

La alemana invierte 1,000 millones de dólares en la construcción de la planta en San Luis Potosí, la cual generará 1,500 empleos directos y 9,000 indirectos.

lgonzalez@eleconomista.com.mx