La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) hizo un llamado para que el gobierno muestre los estudios de reconfiguración del espacio aéreo, así como el plan maestro para la reconversión de la Base Aérea Militar de Santa Lucía en el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL). “Nosotros como pilotos somos de los primeros que necesitamos ver los planos y todo lo referente con el espacio aéreo. Si quieres hacer que todo esto funcione, los primeros deberíamos ser nosotros, junto con las aerolíneas”, señaló en conferencia de prensa el capitán Francisco Gómez Ortigoza, secretario técnico de ASPA.

“Necesitamos tener la certidumbre y que presenten la información de cuál va a ser el plan para que el espacio aéreo dé cabida a dos aeropuertos tan cercanos y en condiciones tan poco favorables”, puntualizó. De igual forma, enfatizó que la mejor opción era, y sigue siendo, el aeropuerto que se construía en Texcoco.

El llamado es una respuesta al anuncio de Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, quien indicó que Navblue y Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) ya terminaron el plan de rediseño del espacio aéreo para el valle de México y la operación conjunta de los aeropuertos internacionales de Ciudad de México (AICM), Toluca (AIT) y el AISL.

De igual forma, Aeropuertos de París, organismo que administra e invierte en los hubs de la capital de Francia y varias decenas de aeropuertos a nivel mundial, ya entregó el plan maestro para la construcción de la terminal de Santa Lucía, puntualizó Jiménez Espriú.

A finales de febrero del 2019, Jiménez Espriú confirmó que Navblue, subsidiaria de Airbus, sería la encargada de realizar los estudios de reconfiguración del espacio aéreo, y que el costo de esto sería menor a 6 millones de dólares.

Por su parte, el subsecretario de la SCT, Carlos Morán Moguel, aclaró que los estudios empezaron antes de que las partes firmaran los contratos durante el mes de marzo, y que por eso ya están listos.

“En mayo del 2020, entraremos a trabajar con la nueva reconfiguración del espacio aéreo”, indicó Morán Moguel.

Sin embargo, ASPA precisó que la solución no está en el espacio aéreo.

“Necesitamos una solución a largo plazo. Esperemos que llegue la información para tener capacidad de análisis y poder emitir una opinión técnica. Los pilotos estamos en la mejor disposición de sentarnos, para que el plan que tengan dé certidumbre y permanencia. Al día de hoy sólo hemos visto una renderización de cómo sería el AISL, pero nos parece muy importante que se mantenga el espíritu del diseño y planeación de aeropuertos, tal y como lo dice la Organización de Aviación Civil Internacional”, finalizó Ortigoza.