Sanderson Farms, el tercer mayor productor estadounidense de pollo, solicitó un panel en el marco de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para impugnar las cuotas compensatorias que impuso México a las importaciones de pierna y muslo de pollo procedentes de Estados Unidos.

Las cuotas fueron fijadas en un rango de entre 25.7 y 127.5%, luego de una investigación contra dumping, una práctica desleal de comercio relacionada con precios por debajo de los costos de producción.

Aunque la resolución fue definitiva por México y anunciada el 6 de agosto pasado, la Secretaría de Economía no puso en vigor esas cuotas argumentando que persistían efectos distorsionantes sobre los precios de la pierna y muslo derivados del brote de influenza aviar.

Pero agregó que las cuotas compensatorias se darían a conocer a través de un aviso en el Diario Oficial de la Federación. Ayer, en los grandes mercados del Distrito Federal, el kilo de pierna y muslo se vendió entre 24 y 27 pesos, un precio más alto frente al rango de 22 y 24 pesos de cuatro meses atrás, cuando se difundió la resolución.

Sanderson Farms registró ventas por 1,970 millones de dólares en el 2011 y posee una capacidad para procesar 9.8 millones de toneladas de pollo por semana.

En la investigación llevada a cabo por la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales (UPCI) de la Secretaría de Economía, Sanderson Farms impugnó la metodología utilizada para determinar los costos de producción; llevará esos argumentos al tribunal del TLCAN.

COMITÉ DE IMPUGNACIÓN

En consecuencia, México y Estados Unidos establecerán un comité de impugnación extraordinario, integrado por tres miembros de entre una lista de 15 jueces de ambos países y de Canadá. El panel deberá limitarse a evaluar alegaciones de error de hechos o de procedimiento legal.

La investigación antidumping fue solicitada en julio del 2010 por las empresas Bachoco, Patsa y Buenaventura, y se ha convertido en uno de los casos más complejos de su tipo. Otras empresas a las que se les aplicará la cuota son Simmons, Tyson Foods y Pilgrim’s Pride Corporation.

Pilgrim’s Pride México y Tyson de México, quienes fueron excluidas de la rama de la producción nacional por su afiliación con exportadoras estadounidenses y por ser importadoras de pollo, argumentaron que Bachoco debió tener el mismo tratamiento por haber comprado a la firma estadounidenses O.K. Foods.

[email protected]