La industria de turismo es una de las más afectadas por la pandemia del coronavirus. En Argentina, hay cerca de 5,500 agencias de viajes que emplean a unas 25,000 personas. Lo cierto es que, en diciembre, todas dejaron de cobrar el ATP.

Desde la cámara que las agrupa, aseguran que están negociando por una prórroga de la asistencia social por seis meses más. En el medio, las empresas hacen malabares para sobrevivir y le piden al Gobierno una respuesta a sus reclamos.

"De marzo a diciembre, recibimos la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción. Pero, ya en 2021, no seguiremos gozando con este beneficio. Para nosotros, representaba entre $20,000 y $25,000 (232 y 290 dólares) por cada empleado. Si bien no era la solución, era una gran ayuda", describe José Casabal, dueño de la agencia Volalá Viajes.

Por ahora, el Gobierno no confirmó cuál será la decisión que tomará con respecto a la continuidad o no del ATP. "Hay posibilidad de que, por tres meses, nos den $10,000 (116 dólares) por empleado. Es decir, nos reducen a la mitad la ayuda que nos estaban brindando", explicó Casabal.

Desde la Cámara Argentina de Turismo (CAT), advirtieron que, "sin ATP, no hay ninguna posibilidad de salir adelante". En ese sentido, indicaron que "estamos trabajando para que se prorroguen otro semestre, tal como está contemplado en la Ley de Sostenimiento y Reactivación de la Actividad Turística". Las novedades parecen que llegarán a último momento. "Si bien está confirmada la suma de $10,000 por cada empleado, seguimos insistiendo en la prórroga y creemos que tendremos novedades a fin de mes", concluyeron desde la CAT.

Todas las fuentes del sector coinciden en que el ATP ayuda pero no modifica la situación dramática.