Organizaciones de distintos países vinculadas al comercio internacional exhortaron a que sea completado el proceso de ampliación del Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ITA, por su sigla en inglés) en la reunión ministerial de la Organización Mundial Comercio (OMC) que inicia.

La petición fue lanzada por 26 organizaciones, entre ellas la Federación de Negocios de Japón (Keidanren), el principal organismo empresarial nipón; la Coalición de Industrias de Servicios de Estados Unidos y la Asociación de Comercio Internacional de Corea, que agrupa a 71,000 empresas.

También hicieron un llamamiento para que se ratifique rápidamente y se implemente el Acuerdo sobre Facilitación Comercial y se concluya el Acuerdo sobre Bienes Ambientales.

México forma parte del Acuerdo sobre Facilitación Comercial, una negociación entre los 162 países de la OMC; no así del ITA ni del Acuerdo sobre Bienes Ambientales, aunque ambos impactarían a las cadenas globales de valor y a la economía mexicana.

Con el objetivo de que entre en vigor en julio del 2016, el ITA pretende desmantelar los aranceles a 201 productos cuyas ventas mundiales suman 1.3 billones de dólares de los 4.0 millones de dólares en el comercio mundial de bienes de la tecnología de la información.

A su vez, el Acuerdo sobre Bienes Ambientales se negocia entre Estados Unidos, China, la Unión Europea, Japón y otras 10 economías, para reducir o eliminar aranceles a productos y servicios ecológicos, como convertidores catalíticos, filtros de aire o la consultoría sobre la gestión de aguas residuales.

Una ampliación del ITA promete eliminar cientos de aranceles sobre 1 billón de dólares de productos de tecnología, desde máquinas de resonancia magnética a los semiconductores. También alentador es el progreso en un acuerdo que liberalizaría el comercio de bienes ambientales , dijo Michael Froman, representante comercial de Estados Unidos.

La ampliación del ITA se negoció entre 54 economías, entre ellas la Unión Europea, Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur, que asumirían las obligaciones de la eliminación de aranceles, pero los beneficios de la apertura comercial de sus mercados se haría extensiva al resto de los 162 miembros de la OMC, entre ellos México.

El acuerdo sobre facilitación comercial comprende en gran parte normas de procesos aduanales y portuarios, brinda un trato más favorable para las naciones menos desarrolladas e incluye regulaciones de reservas alimentarias de los países.