General Motors podría estar integrando bolsas de aire en el equipamiento de seguridad en los modelos básicos de sus autos compactos más vendidos.

De acuerdo con el portal Wall Street Journal, "la seguridad no puede ser sólo para los ciudadanos que viven en los países ricos", expresaron mediante una carta a GM, cuatro grupos de defensa del consumidor estadounidense, incluyendo los informes del consumidor y Public Citizen.

Informan que la carta se dirige al presidente ejecutivo de GM, María Barra pidiendo a la empresa para hacer bolsas de aire en una característica estándar para todo el mundo.

El portal estadounidense menciona que un portavoz de GM dijo que la mayoría de los fabricantes de automóviles ofrecen algunos modelos sin bolsas de aire en México y América Latina, y la compañía está considerando la adición de bolsas de aire como equipo estándar en ciertos modelos y paquetes de opciones.

Las ventas de vehículos ligeros en México mostró un incremento del 19% hasta noviembre, donde el más popular es el Chevrolet Aveo, pero ofrece bolsas de aire sólo como una opción, que muchos compradores optan por no adquirirla para reducir el costo.

Alerta que el Programa de Evaluación de Autos Nuevos de América Latina asignó recientemente al Aveo cero estrellas en una prueba de choque, llamando al vehículo inestable, con un alto riesgo de lesiones que amenazan la vida.

Organizaciones de salud y seguridad independientes calculan que el costo de agregar un par de bolsas de aire es de entre 100 y 150 dólares.

Al igual que México, muchos países latinoamericanos no suelen realizar sus propias pruebas de choque, y se resguardan en las reglas de seguridad que reflejan los estándares en los mercados desarrollados como los Estados Unidos.

Anteriormente, el portavoz de GM dijo que la compañía se compromete a invertir 5,000 millones de dólares para desarrollar un coche nuevo para los mercados emergentes, como India y México, que cuenta con bolsas de aire estándar frontales y laterales , pero ese coche no se espera hasta el año modelo 2019 .

Mientras Volkswagen trabaja en limpiar su imagen tras el destape de los motores trucados que generan más huella de carbono de lo que decían; GM continúa con la presión de limpiar la imagen de seguridad, debido a unos interruptores de encendido defectuosos vinculados con decenas de muertos y heridos en los Estados Unidos.