El presidente Felipe Calderón Hinojosa reprochó que los legisladores prioricen las obras de infraestructura regionales en vez de las obras magnas y costosas que son necesarias.

Al tomar protesta al nuevo Consejo Directivo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el Presidente dijo que no jerarquizar las obras ha constituido un obstáculo de la política pública.

Quizá es uno de los temas que habremos de revisar en el futuro a la hora de los diseños de políticas públicas. Que cuando todos sabemos que se requiere una obra muy importante que cuesta 100, siempre habrá un incentivo de legisladores de hacer mejor 100 pequeñas que cuesten uno , comentó ante los empresarios.

En la residencia oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario de México recontó que los presupuestos del Ejecutivo con el Legislativo casi siempre choca porque hay visiones e intereses particulares de cada legislador .

Aunque es época de veda informativa debido a las próximas elecciones, Calderón Hinojosa destacó los logros del Plan Nacional de Infraestructura, el cual, dijo, ha permitido diseñar grandes trazos acompañados de grandes obras .

Reprochó también la tardanza de la aprobación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas, pues de haberse avalado antes, dijo, se hubieran realizado más obras de diversa índole.

Esta labor de la construcción se va a ver beneficiada, significativamente beneficiada, pienso yo, por la nueva Ley de Asociaciones Público-Privadas, que se tomó su tiempo. Nos hubiéramos alcanzado a echar varios hospitales, reclusorios y carreteras en el ínterin, porque la presenté en el 2008 y fue aprobada hace unos días, pero aprobada, al fin. Qué bueno, que la aprobó el Congreso , dijo.

Respaldado por los secretarios de Comunicaciones y Transportes y de Economía, Calderón Hinojosa argumentó que hay sectores que comparten la urgencia de las reformas para impulsar cambios en medio de cualquier circunstancia política o de otra índole que se puedan vivir en el país.

Los cambios se necesitan, independientemente de la coyuntura. Son cambios para el largo plazo, son cambios para el bien de México y no pueden ni deben posponerse , sentenció.

INSISTE EN EL TEMA DE LA REFORMA LABORAL

El Jefe del Ejecutivo Federal aprovechó para reiterar la importancia de que se avale una reforma laboral, para incentivar el crecimiento del país.

Reconoció que los 343,000 empleos generados de enero a abril de este año no son suficientes para cubrir la demanda de empleo del país, pero son importantes.

Al término de su discurso, instó a los empresarios a tener un papel activo, pues para que México jale se requieren más personas de la IP que construyan y menos que destruyan.

Los directivos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción entregaron al Presidente una agenda de prioridades del sector, además de un conjunto de propuestas para fortalecer la industria.

tania.rosas@eleconomista.mx