Frente a la disminución de 0.2 puntos porcentuales registrada en el nivel de empleo formal durante el primer trimestre del 2019 (revelada por Data Coparmex), Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), sostuvo que el gobierno cuenta con una gran área de oportunidad para que emprenda una fiscalización inteligente y de ataque a los esquemas laborales que incurran en fomentar la informalidad.

“Bajo ninguna forma avalamos cualquier esquema de defraudación fiscal, basado en que los trabajadores no cuenten con sus prestaciones sociales cubiertas”, como lo realizan algunas empresas bajo la figura del outsourcing, acotó el empresario.

En entrevista, el presidente de Coparmex consideró que existe un amplio espacio de fiscalización laboral que no se ha llevado de manera sistemática, por parte de sucesivos gobiernos, lo cual “sí constituye una competencia desleal, porque por un lado hay empresas que cubren estas obligaciones, mientras otras, ante la tolerancia (de leyes) se mantienen de manera continua en la informalidad”.

De acuerdo con Data Coparmex, los resultados al primer trimestre del presente año muestran que 43.1% del empleo en México es formal, lo cual significó en una disminución de 0.2 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre del 2018.

Lo anterior deriva en parte de una desaceleración económica, pero en gran medida de empresas de subcontratación ilegal que no reportan salarios completos a sus trabajadores ante el IMSS.

El líder patronal del país se pronunció porque el empleo que debe promoverse es el formal, ya que está acreditado, que es en el  empleo formal donde existen mejores remuneraciones y donde existe capacitación y adiestramiento, con condiciones de seguridad social. “El gobierno federal y estatal tiene que generar incentivos para que este tipo de empleo formal tenga prioridad en todos los programas de gobierno”, agregó.

De Hoyos advirtió que la postura de Coparmex es clara: “Bajo ninguna circunstancia avalamos o somos complacientes de que ninguna empresa mantenga a sus trabajadores en la informalidad. Al margen del tamaño, giro o ubicación, todas las empresas deben tenerlos adscritos correctamente ante las instancias de seguridad social”.

[email protected]