Los empresarios del país pidieron a las autoridades de todos los niveles de gobierno actuar de manera urgente para hacer cumplir la Ley, y que se garantice la seguridad y los derechos de los ciudadanos.

El sector se dijo preocupado porque los procesos electorales dejen en el olvido los pendientes en materia de Estado de derecho, ya que México necesita autoridades, en todos los niveles de gobierno y en todos los Poderes de la Unión, decididas a cumplir y hacer cumplir la Ley.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, sostuvo que "es tiempo de poner un alto a la impunidad, en todas sus formas. Los problemas y los riesgos crecen, mientras que una parte de la clase política mexicana se alista para los procesos electorales".

Expuso en un comunicado que dejar pasar las cosas no resolverá los problemas y puede ser una invitación, por la debilidad percibida, para que la violencia y las provocaciones aumenten de intensidad.

Refiere que en las últimas semanas los mexicanos han sido testigos de una escalada de expresiones de violencia y provocación a las instituciones del Estado y a la sociedad por parte de estos grupos.

Estas situaciones han crecido en intensidad, con actos ilegales que recurrentemente quedan impunes y sin resarcimiento alguno de los daños y "rara vez son contenidos por las autoridades responsables de proteger los derechos, la propiedad y la integridad física de los ciudadanos, en general".

Argumenta que lo mismo se toman autopistas y casetas de cuota, sin que nadie lo impida, que unidades de transporte de pasajeros, carga y distribución comercial, y se han destruido instalaciones privadas y públicas como oficinas, postes de luz, semáforos, entre otros.

Además, refiere, estos grupos han irrumpido con violencia en reuniones privadas y eventos de la sociedad, han manifestado su intención de afectar procesos electorales, y en una acción inédita en México provocaron con irresponsabilidad a las fuerzas armadas.

"La exigencia de los empresarios y de la gran mayoría, de millones de mexicanos, es muy clara y contundente: que se garantice la seguridad y los derechos de los ciudadanos, y que se aplique la ley, sin distingos, sin discrecionalidad ni pretextos", señala.

Insiste en que México necesita autoridades decididas a cumplir y hacer cumplir la ley, porque hoy la mayor exigencia es que pongan el fortalecimiento del Estado de derecho como prioridad máxima.

El llamado a la sociedad es a cerrar filas en torno a este gran objetivo, requisito básico para que funcione la democracia y para el desarrollo sostenible.

Asimismo, pidió depurar y profesionalizar los cuerpos policiacos y fortalecer a la institución municipal.

En tanto, añade, la demanda a los legisladores es que no haya más demoras en pendientes tan trascendentes por los alcances de las reformas involucradas, como lo es la creación de un sistema nacional contra la corrupción integral, bien articulado y autónomo, que realmente pueda dar resultados.

erp