París.- La automotriz francesa PSA Peugeot Citroen reveló una alianza de capital de 3,000 millones de euros (4,100 millones de dólares) con Dongfeng de China y dijo que la inyección de dinero compraría tiempo para una recuperación tras reportar una pérdida de 2,320 millones de euros en el 2013.

Dongfeng Motor Group y el Estado francés pagarán cada uno 800 millones de euros por el 14% de la automotriz para igualar la reducida participación de la familia Peugeot, dijo el miércoles la automotriz, lo que confirma reportes anteriores.

La compañía dio a conocer nuevas metas para su asociación con Dongfeng, pero advirtió que no podrá detener las pérdidas hasta el 2016 - un año más tarde que lo prometido inicialmente.

"Todo está en su lugar para dar a Peugeot una nueva vida como un importante fabricante internacional de automóviles", dijo el director financiero Jean-Baptiste de Chatillon en una conferencia telefónica.

"Contamos con los productos, los equipos, el conocimiento y ahora tenemos una nueva propiedad equilibrada y estable", agregó.

mac