La mitad de las compañías petroleras que operan en Colombia considera reducir o cancelar su inversión en exploración en los próximos dos años, por un aumento de los impuestos, las demoras en las licencias, las protestas sociales y los ataques de la guerrilla, reveló el martes un informe del sector.

Y una quinta parte recortaría la producción de crudo, dijo la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) con base en una encuesta entre 37 empresas del sector.

La encuesta se conoce en momentos en que el Gobierno tramita una reforma tributaria que busca aumentar unos impuestos y extender otros próximos a expirar, necesarios para cubrir un déficit fiscal en el 2015 de 12.5 billones de pesos (5,425 millones de dólares).

La industria petrolera, al igual que otros sectores empresariales, se opone a un alza de los impuestos.

Al difícil panorama interno, se suma el externo como consecuencia de una caída de los precios internacionales del crudo. El petróleo es el principal generador de divisas por exportaciones para la cuarta economía de América Latina y una importante fuente de ingresos por impuestos y regalías.

"Una disminución en la inversión en exploración y en producción son recursos que le dejan de ingresar a la economía colombiana", dijo a periodistas el presidente de la ACP, Francisco José Lloreda.

"Si producimos menos hay menor renta para el Estado, si no exploramos no vamos a incrementar las reservas ni vamos a hacer sostenible la producción de un millón de barriles al día", explicó.

El dirigente sostuvo que actualmente la participación del Gobierno por cada barril producido es de 70% y que con la reforma que se tramita en el Congreso subiría a 75%, lo que le restaría competitividad a Colombia frente a otros países de la región.

Lloreda dijo que las petroleras pagan actualmente 43% de impuesto de renta, muy por encima de México y Perú.

"Algunas compañías tienen entre sus opciones de inversión a México, que el próximo año abrirá sus fronteras a la inversión privada", afirmó el dirigente de la industria petrolera.

El 52% de las empresas que operan en el país consideraría desplazar su interés de invertir hacia otros países de la región, el doble comparado con la encuesta del 2013.

Las cifras del estudio también indican que se triplicó el número de empresas que estarían considerando disminuir la inversión en producción, mientras que se redujo a la mitad las que analizan aumentarla.

Colombia, el cuarto productor latinoamericano de crudo, cerrará el 2014 con un bombeo de 990,000 barriles diarios, por debajo de la meta de 1,030,000 barriles y con 110 pozos perforados, también por debajo del objetivo de 207 fijado por la industria.

El país cuenta con 2,445 millones de barriles de reservas probadas de crudo, equivalentes a menos de siete años de consumo.

abr