Las empresas petroleras a nivel mundial podrían estar recortando hasta en 40% su gasto de inversión en este año ante la caída del precio del petróleo, que se redujo en 55 dólares por barril de mediados del 2014 a la fecha, de acuerdo con un informe de la calificadora Moody’s.

El documento denominado Moody’s: Global Oil and Gas Players Enter a Challenging 2015 , indica que de acuerdo con las tendencias que hay en el mercado, las empresas de exploración y producción serán las que más daños sufrirán con la caída, porque verán reducidos sus flujos de caja disponibles para la reinversión.

Si los precios del petróleo promediaran 75 dólares por barril en el 2015, las empresas de exploración y producción en América del Norte probablemente tendrán que reducir su gasto de capital en un 20% desde los niveles del 2014, pero si llegan por debajo de 60 dólares por barril, este gasto se podría reducir entre 30 y 40 por ciento.

Los primeros afectados serán las empresas de Exploración y Producción, mientras que las de servicios de campos petroleros (OFS) y los operadores de energía sentirán la reacción en cadena, como efectos en la reducción del gasto de capital en el sector de exploración y producción, menciona el documento.

Los perforadores que tienen contratos offshore son los que podrán tener un año más difícil desde el 2009, mientras que las grandes petroleras que están integradas son las mejor posicionadas para reaccionar a los precios más bajos provocados por la sobreoferta de petróleo.

Moody’s menciona que la caída en los precios del crudo a cerca de 55 dólares el barril, desde 95 en que estaba en julio del 2014, refleja una serie de factores, incluyendo la creciente oferta de los países no OPEP, en particular de Estados Unidos, una mayor desaceleración de la demanda mundial, más la decisión de Arabia Saudita de no continuar actuando dentro de la OPEP (y del mundo) como un productor swing.

El informe de la firma cita al director de Finanzas Corporativas, Steve Wood: Si los precios del petróleo se mantienen en alrededor de 55 dólares el barril hasta el 2015, la pérdida de ingresos golpeará el margen de las empresas de exploración y producción, lo que reducirá el flujo de caja disponible para la reinversión .

A medida que el gasto en el sector de Exploración y Producción (E&P) disminuye, las empresas de servicios petroleros y los operadores midstream comenzarán a sentir el estrés , asegura.

[email protected]