La Paz.- La fiscalía de Bolivia ordenó el jueves la detención de dos funcionarios de la estatal petrolera y de cuatro personas más en otro caso de corrupción que sacude a esa empresa.

Los detenidos son la encargada de almacenes de una de las compañías subsidiarias y un funcionario de la oficina de prensa de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, dijo la empresa en un comunicado.

Además, la fiscalía detuvo a otras cuatro personas, entre ellos el hijo de la encargada de almacenes, por sospechas de haber conformado un grupo familiar para favorecerse de licitaciones, dijo el jueves el fiscal Leopoldo Ramos, que investiga el caso.

Según la ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardy Suxo, el propio presidente de YPFB, Carlos Villegas, fue quien denunció a los sospechosos.

Suxo dijo q ue los daños la empresa ascienden a poco más de 430,000 dólares.

En el 2012, el ex presidente de la compañía Santos Ramírez fue condenado a 12 años de cárcel por la firma de contratos irregulares y en 2013, un gerente de la empresa fue detenido con 90,000 dólares en su auto y es procesado actualmente por el supuesto cobro de sobornos.

mac