La petrolera estatal brasileña Petrobras vendió su participación en la distribuidora eléctrica argentina Edesur, informó la firma en un comunicado enviado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Petrobras vendió la totalidad de las acciones de Petrobras Electricidad de Argentina y Petrobras Finance Bermuda por un monto de 35 millones de dólares , precisó el texto.

Mientras sigue analizando las ofertas para desprenderse de parte o de todos los activos que todavía le quedan en Argentina, la compañía brasileña decidió ceder la totalidad de las acciones que poseía en la distribuidora de electricidad al grupo Sociedad Argentina de Energía SA (Sadesa).

En el comunicado, la brasileña informó que sus filiales Petrobras Electricidad de Argentina y Petrobras Finance Bermuda se desprendieron de sus tenencias en Distrilec, la compañía que posee mayoría accionaria en Edesur. Es decir, 48.50% de las acciones de Distrilec, ya que 51.50% restante lo controla el grupo Endesa-ENEL (Italia).

La transacción no es una operación sorpresiva, debido a que la petrolera estatal brasileña venía negociando su salida de Edesur con Sadesa desde mediados del 2012. Tampoco causó sorpresa en el mercado el monto de la operación a pesar de estar lejos de los 200 millones de dólares de los que se hablaron en el 2008, cuando Petrobras salió a ofrecer su participación a cuatro grupos locales que habían mostrado interés por la distribuidora.

La empresa eléctrica Edesur presta servicios de suministro de electricidad en la Capital Federal y su periferia, en tanto abastece a más de 6 millones de clientes con 32,500 kilometros de cableado.

Los compradores son empresarios argentinos que con la operación se hicieron de casi 27% de Edesur, en la que también participa la italiana Endesa.

Autorizan importación de gas natural

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil autorizó a Petrobras importar gas natural licuado para atender la demanda de combustible a corto plazo.

El volumen de importación será hasta 40 millones de metros cúbicos, de acuerdo con el Decreto 30 firmado por el titular del ministerio, Edison Lobao.

Según la medida, la importación será para satisfacer la demanda de gas natural en Brasil, excepto en el norte y en el Estado de Mato Grosso .

La autorización es válida por dos años. Petrobras deberá presentar informes sobre las operaciones de importación a la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles para supervisar la operación, de acuerdo con la ordenanza.

Según el Ministerio, las importaciones de gas natural garantizarán la diversificación de los mercados del combustible, principalmente en el segmento de servicios de generación térmica con gas natural.

(Con información de Valor Económico Brasil)

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica