El peso mexicano inició operaciones por arriba de los 19 pesos por dólar, aunque con respecto al cierre de las cotizaciones de la sesión previa (19.2070 pesos), registró una apreciación cercana a 1.0%, explicado por el anuncio que hizo la Casa Blanca de que EU no planea salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuando menos de manera inmediata.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó la sesión en un precio de 19.0250 pesos en negociaciones al mayoreo; con respecto a las últimas transacciones del miércoles pasado de 19.2070 pesos, significó una recuperación de 0.95%, equivalente a una apreciación frente al dólar de 18.20 centavos.

Sin embargo, el mercado de cambios nacional continúa nervioso por la incertidumbre que existe en torno a las negociaciones que habrá entre los miembros del TLCAN, pues en las operaciones nocturnas las cotizaciones alcanzaron un precio de 18.97 pesos; actualmente cotiza por arriba de 19.020 pesos por dólar.

El comportamiento del peso mexicano tras perder 4.47%, desde su mejor nivel del lunes 17 de abril (18.4707) hasta su peor cotización registrada de 19.2956, resulta una señal de que la renegociación del TLCAN es un riesgo importante para México, por lo que no se descartarían nuevas depreciaciones ni volatilidad para el peso en el resto del año.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, destacó que aún no queda claro a qué se refiere la Casa Blanca con lograr una negociación favorable para Estados Unidos, pero es probable que la moneda mexicana enfrente nuevas presiones alcistas en los próximos meses.

La especialista agregó que existe otro factor que podría afectar la paridad peso-dólar en el corto plazo; sería la reciente reforma tributaria, pues con esta reforma el gobierno estadounidense aumentaría su nivel de endeudamiento.

Gabriela Siller Pagaza explicó que, pese a que es apenas un planteamiento, los mercados ya comenzaron a especular que un incremento en la deuda podría obligar a la Reserva Federal a adoptar una política monetaria más restrictiva en un proceso de normalización de tasas.

Por su parte, el subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, advirtió que el peso mexicano podría encontrar un nuevo rango de negociación para los siguientes días, el cual fluctuaría entre 18.90 pesos como un precio mínimo y 19.30 pesos como cotización máxima.

ricardo.jimenez@eleconomista.mx