La licencia de construcción otorgada por el Gobierno peruano para un proyecto de Southern Copper ingresará a un proceso de revisión a pedido de los líderes de la región que se oponen al emprendimiento minero, dijo el presidente Martín Vizcarra.

El anuncio fue hecho por Vizcarra la noche del miércoles tras una reunión del mandatario con un grupo de gobernadores de regiones del sur del país, en la ciudad de Arequipa, y que reclaman la anulación de la licencia de construcción.

"Un proceso de revisión que va ser fundamentado y ampliado con documentación que se tiene y que van alcanzar al Ministerio de Energía y Minas para que lo evalúe, lo pondere y en función de ello tomar la decisión que corresponda", dijo Vizcarra en unas declaraciones transmitidas por televisión.

Pobladores de una localidad de Arequipa protestan desde hace 11 días con bloqueos parciales de carreteras contra del proyecto de cobre Tía María de Southern Copper que espera una inversión de 1,400 millones de dólares.

El rechazo es porque la población teme que Tía María contamine sus fuentes de agua y tierras agrícolas, pese a que la compañía minera se ha comprometido a construir una planta de desalinización para no usar el líquido de la zona.

"Esperamos que en el transcurso de la siguiente semana ya tengamos la evaluación que va ser el Ministerio de Energía y Minas del sustento (de revisión) que se ha presentado y podamos retornar, con el análisis técnico y jurídico, encontrando una solución integral al problema", dijo el mandatario Vizcarra.

El vicepresidente de Finanzas de Southern Copper, Raúl Jacob, ratificó en la víspera que espera que el proyecto minero sea una realidad para que inicie producción en el 2022.

En las protestas del 2011 y del 2015 contra el proyecto Tía María murieron seis muertos y resultaron decenas de heridos tras choques entre la policía y manifestantes en Arequipa.

Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre y el sector minero representa el 60% de sus exportaciones.