La postergación de tres importantes proyectos mineros en Perú ha provocado que se pierda la oportunidad de obtener inversiones mineras por 6,950 millones de dólares, advirtió el Banco Central de Reserva (BCR).

El gerente general del BCR, Renzo Rossini, precisó que el primer proyecto postergado es Conga, ubicado en Cajamarca, que representa una inversión de 2,500 millones de dólares.

Luego, aparece el proyecto Tía María, ubicado en Arequipa, que representa una inversión de 950 millones.

Durante su participación en el 13 Simposium del Oro y la Plata, indicó que el tercer proyecto postergado es Río Blanco, en Piura, y que está valorizado en 1,440 millones.

Rossini manifestó que la postergación de estos proyectos impidió que Perú aumentara sus exportaciones mineras por 2,727 millones de dólares por año.

En el caso de Conga, sus exportaciones mineras anuales están calculadas en 1,149 millones. Mientras que Tía María podría tener envíos por 663 millones anuales.

El proyecto Río Blanco iba a registrar exportaciones mineras por 916 millones anuales.

El funcionario puntualizó que la postergación de estos proyectos impide que el Estado pueda recaudar impuestos por 450 millones de dólares.

“Eso equivale a dejar de construir 150 colegios”, lamentó.

En ese sentido, destacó que Perú no puede dejar pasar esta oportunidad de materializar estos proyectos, los cuales generan recursos para ejecutar inversiones públicas para la población.

“La inversión minera genera bienestar”, dijo Rossini.