Los trabajadores de la construcción, manufactura, servicios y comercio incrementaron de manera modesta durante el 2019. El personal ocupado total en estos sectores incrementó en promedio apenas 0.43% en relación con el año previo, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Este resultado se produjo por el bajo dinamismo del mercado laboral en estas esferas, medido a través del Indicador Global de Personal Ocupado de los Sectores Económicos (Igpose). Durante noviembre y diciembre del 2019 se presentaron contracciones de 0.01 y 0.34% respectivamente en el total de trabajadores.

Durante este año, en general, los incrementos de trabajadores en los sectores más importantes de la economía sí fueron significativamente menos pronunciados; durante el 2018 el índice de personal ocupado alcanzó crecimientos de hasta 2.57 por ciento.

El Igpose refleja el comportamiento tendencial del total de empleados y obreros de las empresas: especialmente dentro de los sectores minero, constructor, comercio y servicios privados no financieros.

Este indicador mostró también una tendencia alineada con los resultados mensuales de la Encuesta Mensual de Ocupación y Empleo del Inegi. La tasa de desocupación, que representa a todos los mayores de 15 años dispuestos a trabajar, pero sin conseguir empleo, cerró el 2019 siguiendo la tendencia de aceleración. 

Las cifras muestran, por un lado una menor contratación de trabajadores en los sectores más importantes de la economía nacional y, en general, un aumento moderado de la población en situación de desempleo. 

Construcción, con 17 meses en rojos

Además de las contracciones en los ingresos y la producción de la industria constructora el sector ligó 17 meses consecutivos con caídas en su personal ocupado, desde agosto del 2018. 

Durante el 2019 el total de trabajadores de la construcción en México cayó en promedio 3.39% en comparación anual. Por su parte las remuneraciones medias reales, que incluyen sueldos, salarios y prestaciones, también muestran resultados negativos, en dicho año la contracción de las remuneraciones fue de 1.35 por ciento. 

Comercio minorista, con mejores remuneraciones

El comercio, uno de los más dinámicos en el país, registró resultados mixtos en relación a su mercado laboral. Dentro del comercio al por menor se presentó una caída ligera de 0.58% en el total de sus trabajadores, pero las remuneraciones medias reales percibidas por sus empleados y obreros crecieron 4.02% en promedio.

En contraparte, en el comercio mayorista se presentó un resultado inverso, con más trabajadores pero remuneraciones más bajas. El personal ocupado incrementó 2.10% en promedio anual mientras que las remuneraciones cayeron 1.78 por ciento.

Servicios, con los mejores resultados

El sector servicios (excluyendo a los servicios financieros) fue el que presentó mejores resultados en el ámbito laboral con un aumento ligero en el personal ocupado combinado con un aumento significativo en el nivel de remuneraciones medias. Durante el 2019 en promedio el total de trabajadores creció 0.07% mientras que los sueldos, salarios y prestaciones despegaron con una expansión de 3.32 por ciento.