Durante febrero del 2020, previo a la llegada del Covid-19 a México el mercado laboral dentro de la industria manufacturera ya mostraba una tendencia de claroscuros, caídas importantes en el total de sus trabajadores pero aumentos en sus remuneraciones promedio.

En este segundo mes del año el personal ocupado total en actividades manufactureras cayó 2.1% en comparación anual, su caída más pronunciada desde que comenzó su mala racha y resultado con el que liga seis meses en los números rojos, de acuerdo con cifras del la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Del total del personal ocupado, el tipo de trabajadores que más se han recortado son los obreros. Durante febrero el total de obreros en la industria cayó 2.4% en relación anual mientras que el total de empleados se contrajo 0.9 por ciento.

En septiembre del año previo comenzó su tendencia: menos ocupados en el sector pero con mejores remuneraciones reales promedio (sueldos, salarios y prestaciones).

La situación de las remuneraciones medias dentro del sector manufacturero presentó una relación más equitativa de las mejoras para todos los trabajadores; mientras los sueldos percibidos por los empleados incrementaron 2.1% a tasa anual mientras que los salarios de los obreros operativos aumentaron 1.9 por ciento. 

En el rubro de las prestaciones sociales, que son un derecho de todos los trabajadores sin importar su posición, el crecimiento fue de 1.8 por ciento. En este indicador laboral se evalúa el comportamiento promedio de las prestaciones del sector como el aguinaldo, las vacaciones, las primas o el acceso a instituciones médicas. 

Los recortes de personal ocupado dentro de la industria manufacturera se presentaron en casi todos los subsectores con la excepción de las industrias alimentarias y las dedicadas a la producción de tabaco y bebidas, que presentaron crecimientos de 0.4 y 1.2% respectivamente en comparación con el año pasado. 

La misma tendencia se presenta en términos del comportamiento de las remuneraciones medias reales; en casi todos los subsectores se muestran crecimientos. Los únicos que presentaron caídas en este rubro fueron el de la industria fabricadora de productos derivados del petróleo y el carbón y la industria química. Las contracciones fueron de 5.1 y 2.6% respectivamente. 

Por su parte, en la comparación inmediata, el personal ocupado total de la industria manufacturera cayó 0.1% sólo de enero a febrero.

Aunque algunos subsectores de la industria manufacturera, que son estratégicos para la economía mexicana, presentaron avances importantes en su mercado laboral las expectativas para los próximos meses son negativas debido al avance de la pandemia del Covid-19 en México y al impacto económico de las medidas de prevención. 

Dentro de la emergencia sanitaria decretada el 31 de marzo y prolongada hasta el 30 de mayo se declaró la suspensión de actividades no esenciales para evitar incrementar las posibilidades de contagios. La industria manufacturera es de las más golpeadas, con excepción de algunos subsectores especializados en fabricación de alimentos, bebidas o productos relacionados con los servicios médicos.