El dinamismo en la actividad exportadora de México se mantendrá por lo menos durante el primer trimestre de este año, como parte de la inercia de la reactivación de la industria estadounidense y otros mercados, como Europa y Japón, pero podría detenerse ante la incertidumbre de la cercanía del periodo para el arranque de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), informó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

El especialista y asesor de la industria mexicana reconoció que los otros socios comerciales de México seguirán demandando productos de México; no obstante, los números positivos de las exportaciones marcarán la relación con Estados Unidos.

El Inegi reportó que las exportaciones de México crecieron 11.4% durante enero pasado, lo que representa el mayor ritmo desde octubre del 2012, apoyadas por la recuperación de las ventas de mercancías petroleras y un sólido comportamiento de las agropecuarias y manufactureras.

En entrevista, De la Cruz explicó que la manufactura y la industria de EU en los últimos dos años habían registrado caída, pero en la última parte del 2016 y el primer mes del año empezaron a crecer nuevamente, sobre todo en tipo eléctrico, electrónico, maquinaria y automotriz.

Eso, dado la relación que hay con México, explica el incremento de las exportaciones. Y algo similar pasa con la actividad japonesa y europea, lo que ayuda a las exportaciones mexicanas , destacó.

A decir del director del IDIC, resulta probable que, hasta este mes, se siga manteniendo por el buen comportamiento exportador por el desempeño industrial de EU, pero en abril empezará la incertidumbre, y esto se exacerbará cuando inicien las negociaciones del TLCAN. Las ventas externas están inmersas en la buena coyuntura que viven naciones como Alemania o Japón, mercados adonde México exporta, aunque los números positivos dependerán de EU, que es el principal cliente.

De la Cruz destacó el desempeño de la actividad agrícola, que por años se ha trabajado en la competitividad, misma que conservará durante el resto de los meses subsecuentes hacia una expansión y mayor crecimiento de las frutas, verduras y legumbres o bien de cárnicos. Puntualizó que el tema del crecimiento de las exportaciones petroleras es coyuntural, porque depende del precio a la baja que tiene e incentiva la demanda.

lgonzalez@eleconomista.com.mx