A pesar de las dificultades que ha enfrentado el sector aéreo mundial por la crisis económica y los desastres naturales, las aerolíneas tienen interés de incrementar sus operaciones y se estima que en los próximos 20 años haya una demanda de 30,900 aviones nuevos, con un valor de 3,600 millones de dólares, dijo el vicepresidente de Mercadotecnia de Boeing, Randy Tinseth.

El directivo indicó que debido a que en Latinoamérica operan 10 de las empresas con mejores niveles de rentabilidad (entre ellas TAM, Lan, Gol, Aeroméxico, Interjet y Volaris), junto con Asia y Medio Oriente liderará las compras.

Esas empresas tienen gran fortaleza en el mercado. Son las más fuertes de cualquier región. Por ejemplo, Copa, de Panamá, tiene los márgenes de operación más altos de todo el mundo , aseguró.

Las ofertas públicas iniciales de las bolsas de valores de empresas como Aeroméxico y Avianca-Taca también fortalecen la confianza de los inversionistas.

En el análisis que elabora la empresa, se estima que en los próximos 20 años haya un incremento de 6.5% en el tráfico aéreo de pasajeros mundial y de 6% en carga.

En el caso de México, Tinseth­ encuentra un mercado fuerte dentro de Latinoamérica con un crecimiento anual de 2% en los últimos 10 años, impulsado principalmente por el segmento turístico. En el país hay 92 aviones de Boeing operados por nueve empresas y ya tienen un pedido de 10 más.

Con respecto a la salida de Mexicana de Aviación en el 2010, indicó que la mitad de la flota que operaba ha sido sustituida por otras empresas, básicamente extranjeras.

[email protected]