La economía mexicana mantiene “atonía” en agosto, calificó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al interpretar sus mediciones anticipadas de indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios.

El indicador IMEF Manufacturero tuvo en agosto un aumento de 1.1 puntos, ubicándose en 51.6 unidades. Así, el Indicador se mantuvo en zona de expansión (>50) por 15 meses consecutivos.

Como otros índices anticipados, este indicador varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero aumentó 0.2 puntos, para ubicarse en 49.9, y con ello se situó en zona de contracción (<50) por segundo mes consecutivo.

“Los resultados de la encuesta de agosto del 2018 confirman los indicios de atonía en la actividad económica señalados en la encuesta de julio. Las tendencias-ciclo de los indicadores apuntan a que el estancamiento está ocurriendo principalmente en el sector no manufacturero. El sector manufacturero, por su parte, sigue expandiéndose, pero a un ritmo menor que en los meses previos”, indicó el IMEF.

En el análisis de la coyuntura económica, los miembros del Comité del Indicador IMEF comentaron que el crecimiento del PIB durante el primer semestre del año ha sido el más débil en los últimos 10 años.

Expusieron que si bien existen algunos claroscuros en los indicadores, la incertidumbre generada por un complejo entorno externo y por las definiciones que se irán tomando internamente por parte del nuevo gobierno presumiblemente generará una mayor cautela en la inversión y el consumo durante la segunda parte del año.

Los miembros del Comité mencionaron que el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) aún sigue su marcha y que todavía falta conocerse los detalles del acuerdo anunciado la semana pasada entre Estados Unidos y México, para estar en posibilidad de evaluar los posibles impactos que dichas medidas tendrían sobre la economía nacional.

Además, dado que Canadá y Estados Unidos aún no lograr alcanzar un acuerdo en principio sobre el TLCAN, sigue habiendo un factor de preocupación.

[email protected]