La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió a la Cofepris que se adicionen evidencias suficientes para emitir un nuevo listado de "plantas prohibidas" y reclasificar algunas dentro de la medicina tradicional mexicana, ya que de lo contrario habría pérdidas millonarias en el sector.

Advirtió que de aprobarse ese listado como está habría pérdidas millonarias y de unos 30,000 empleos, además de que se afectarían las exportaciones de ese sector productivo.

Se abriría también la puerta a productos ilegales, a la competencia desleal y al mercado negro internacional, señaló el presidente de la Comisión de Salud y Protección contra Riesgos Sanitarios del organismo patronal, Óscar David Hernández.

Ejemplificó que en el caso del aloe vera -conocida como sávila -, al negarse su comercialización en país se afectaría a 7,000 empleados en Tamaulipas que cultivan unas 5,544 hectáreas.

Mientras que la pérdida económica para el país sería de unos 6,500 millones de dólares, ya que México produce 50% del mercado global de sávila que asciende a unos 13,000 millones de dolares.

Ante esta situación, señaló, la Coparmex pidió a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) un diálogo más consensuado para establecer el acuerdo por el que se determina las "plantas prohibidas o permitidas para tés, infusiones, aceites vegetales comestibles y suplementos alimenticios".

El directivo señaló que la Cofepris tuvo la disposición para establecer mesas de trabajo, a fin de analizar conjuntamente con los empresarios una reclasificación de las plantas con el objeto de no afectar a los productores mexicanos.

"La Comisión de Salud y Protección contra Riesgos Sanitarios de la Coparmex celebra que a través del dialogo, autoridades y empresarios unan esfuerzos en favor de la salud pública, sin afectar las cadenas productivas", señaló en conferencia de prensa.

Dijo que la Coparmex ratificó su compromiso de colaborar con las autoridades a través de estudios que documenten el uso adecuado de la medicina tradicional.

Recordó que la herbolaria es muy importante en la salud de los mexicanos, toda vez que 90% de la población ha recurrido alguna vez a remedios caseros para aliviar algún malestar, mientras que 45% complementa su tratamiento alópata con herbolaria.

El directivo de la Coparmex consideró que la mejor opción para el consumo responsable de remedios tradicionales, como es la herbolaria, es realizar una campaña de difusión entre la población a fin de evitar algún tipo de intoxicación o daños graves en la salud.

Añadió que originalmente el acuerdo establecía la "prohibición de varias plantas representativas de la herbolaria mexicana para uso en tés, infusiones y suplementos", lo que tendría un severo impacto económico en ciertas áreas y, en particular, en comunidades agrícolas que complementan sus ingresos con la venta de plantas medicinales.

MFH