El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) rechazó que el sistema de pensiones de Petróleos Mexicanos (Pemex), que ampara a más de 100,000 trabajadores, ponga en peligro la viabilidad financiera de la paraestatal, pero están dispuestos a revisar y negociar cualquier propuesta que tenga como fin fortalecer a la empresa, dijo en entrevista Lorenzo Quiroz, secretario del interior de la Sección 30 en Poza Rica, Veracruz.

Tras indicar que la nómina y pensiones equivalen a entre 7 y 8% de los ingresos de la paraestatal, el representante sindical explicó que las finanzas de Pemex están afectadas por otras razones, tales como los diversos contratos que se otorgan a empresas que, a su vez, subcontratan y por la cantidad de mano de obra que la empresa ha dejado en el camino al desaparecer prácticamente a la petroquímica.

Sin verlo como un riesgo de cara a la última revisión salarial que sostendrá el STPRM con la administración del presidente, Felipe Calderón, Quiroz dijo que hay adeudos importantes de la empresa con el sindicato, pues no se han cubierto compromisos que ya se tienen, como la capacitación o el equipamiento indispensable para los trabajadores; añadió que esos compromisos en suma representan aproximadamente 700,000 millones de pesos.

En la empresa petrolera nacional, de acuerdo con el Sindicato, hay 97,000 trabajadores en activo, 19,000 transitorios (es decir que trabajan por contrato determinado) y 50,000 jubilados, muchos de los cuales se dieron porque la administración de la empresa les ofreció el retiro voluntario , agregó Quiroz.

Por otra parte, comentó que sería indispensable que se informara sobre el fondo revolvente que manejaría el gobierno federal y que se creó para el pago de pensiones, pues desconocemos cuál ha sido su uso .

pmartinez@eleconomista.com.mx