Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB) y Cydsa firmaron un contrato para el almacenamiento subterráneo de Gas LP en el área de Coatzacoalcos, Veracruz.

El proyecto consiste en el desarrollo de una caverna de sal, cuyo volumen equivale a dos torres latinoamericanas y que posee una capacidad de 1.8 millones de barriles, así como la construcción de infraestructura superficial para el manejo y transporte de casi 120,000 barriles por día , informó la petrolera en un comunicado.

La operación comercial iniciará en 2016 y buscará mejorar la eficiencia y confiabilidad en el suministro de Gas LP que es utilizado en ocho de cada 10 hogares mexicanos.

Contar con almacenamiento subterráneo permite a Petróleos Mexicanos garantizar la disponibilidad del combustible para satisfacer en forma efectiva y a bajo costo la demanda nacional, y reducir las compras spot de importación a precios altos por variaciones en la oferta y demanda en el mercado internacional , de acuerdo a Pemex.

La caverna salina permitirá también contar con reservas estratégicas de seguridad nacional, a fin de que ante situaciones críticas o eventos coyunturales en el mercado, sea posible abastecer la demanda nacional sin contratiempos.

Desde el punto de vista operativo, Pemex contará con mayor flexibilidad operativa en el sistema, lo que minimizará la afectación a otras actividades sustantivas de la empresa por alguna eventualidad en los sistemas de producción y distribución. Desde el punto de vista de clientes, se procura un nivel de atención satisfactorio al tener disponibilidad de producto para suministro.

Aunque se trata del primer proyecto en México y América Latina para almacenar Gas LP en una caverna de sal, esta tecnología es utilizada en países con niveles de industrialización más elevados, ya que es la más segura y la de menor costo para almacenar grandes volúmenes de Gas LP y otros hidrocarburos.

mac