Pemex Exploración y Producción (PEP) presentó este lunes una demanda en la Corte Federal de Distrito en Houston, Texas, por robo de combustible y condensados, buscando frenar este mercado ilícito en Estados Unidos.

Las empresas involucradas, informó Pemex, son: BASF Corporation y Murphy Energy Corporation, que han participado y alentado el tráfico ilícito en EU del condensado robado.

Además de las compañías Trammo Petroleum Inc, Valley Fuels y US Petroleum Depot Inc, junto con otras personas.

Voceros de BASF, que pidieron no ser citados, explicaron a El Economista que continuarán cooperando con todas las autoridades competentes, como lo han hecho desde el inicio de este asunto.

Aclararon, se trata de un tema del año pasado, del cual desconocen el contenido de la investigación.

BASF de América del Norte no ha visto, hasta el momento, el texto de la demanda y no podemos opinar sobre esta supuesta demanda directa. Pero, cuando adquirimos el material, supuestamente robado (condensados), desconocíamos por completo que posiblemente se trató de material robado .

Las firmas serán llamadas a comparecer ante la Corte y será proceso jurídico de largo plazo, comentó Pemex.

La petrolera detalló que se trata de la primera demanda en su tipo en Estados Unidos, en la que existen señales de complicidad de algunas empresas. El objetivo es recuperar el monto del producto robado y frenar el mercado ilícito principalmente en Texas.

La investigación, realizada por la paraestatal en colaboración con el gobierno de EU, inició por lo menos en el 2008, año en el que Pemex puso en marcha el Programa Integral de Combate al Mercado Ilícito de Combustibles.

Mapeo del delito

El robo de combustibles se ha extendido a gasolinas, ductos de gas LP, gas natural y hasta petróleo; el valor de éste, según Pemex, supera los 15,000 millones de pesos en los últimos tres años.

Cabe recordar que Pemex tiene 10 puntos conflictivos con alta incidencia del robo de crudo, gasolinas, diesel y hasta gas LP, los cuales se ubican en el Estado de México, Hidalgo, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, Baja California, Puebla y Oaxaca; sin embargo, los primeros cinco son considerados como las zonas con mayor peligro, debido a la relación que hay con bandas del narcotráfico

Modus operandi

En la demanda, se deja clara la forma como la delincuencia organizada utiliza la amenaza contra los trabajadores de Pemex Exploración y Producción para sustraer de las instalaciones de almacenamiento o mediante el secuestro de camiones el condensado, para posteriormente pasarlo de contrabando a EU, donde es adquirido por empresas.

[email protected]