La producción de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) quedará “significativamente” por debajo de la meta planteada de 1.915 millones de barriles diarios, reconoció el director de la estatal, Carlos Treviño Medina, por lo que incluso deberá importar petróleo para satisfacer las necesidades nacionales de proceso. El año pasado la estatal produjo 1.948 millones de barriles diarios de crudo en promedio.

En la inauguración del XIII Congreso Mexicano del Petróleo en Acapulco, el director de la estatal detalló en entrevista que las expectativas de incrementar la extracción en el último trimestre se vieron frustradas luego de que el proyecto Xanab, en el litoral de Tabasco, resultó invadido de agua, lo que provocará una reducción importante en la producción de crudo ligero.

De ahí que la empresa se verá obligada a importar un volumen aproximado de 100,000 barriles por día de crudo ligero durante octubre, para satisfacer las necesidades de procesamiento de las refinerías, principalmente de Salina Cruz, que hoy no tiene coquizadora.

La producción de crudo de Pemex en el mes de agosto se redujo a 1.816 millones de barriles diarios, en contraste con los 1.840 de julio de este año y presentando una caída anual de 5.9% en comparación con los 1.930 millones de barriles que reportó en agosto del 2017. Según los indicadores petroleros de la estatal. En lo que va del año, la extracción de crudo promedia 1.868 millones de barriles diarios.

La presente administración arrancó con un nivel de producción de 2.514 barriles por día en agosto del 2013, pero traspasó el piso de los 2.5 millones el año siguiente, y en el 2015 ya se ubicó en 2.254 millones de barriles diarios durante agosto, para caer a 2.143 en el 2016 y romper finalmente el piso de los 2 millones de barriles en el 2017, ubicándose en 1.930 millones de barriles.

Lo anterior implica una reducción de 28% en la producción en la presente administración, provocada por la declinación de los yacimientos más importantes del país, como Cantarell en aguas someras de la Sonda de Campeche, que de aportar 30% de la producción a principios de la administración, hoy entrega menos de 10% (y cabe recordar que hace una década llegó a representar más de 60% de la producción nacional, ubicada en 3 millones de barriles).

Aunado a esto, el incremento en la producción de hidrocarburos no convencionales en Estados Unidos y la falta de acuerdos para reducciones en la producción por parte de los países árabes miembros de la OPEP provocó que después del 2014 los precios internacionales del petróleo se redujeran de más de 100 a un promedio de 60 e incluso hasta menos de 40 dólares por barril, lo que durante el 2015 y el 2016 obligó a la Secretaría de Hacienda a recortarle a Pemex más de 250,000 millones de pesos de su presupuesto de inversión, lo que afectó los proyectos productivos de exploración y extracción y los planes de recuperación mejorada en campos maduros.

Gas natural

Además, la producción de gas natural de la petrolera nacional se ubicó en 4,897 millones de pies cúbicos diarios durante agosto, con lo que se incrementó en 0.86% en relación con la extracción de julio, además de que fue la producción más alta desde enero de este año.

Sin embargo, la reducción anual fue de 2.7% en comparación con los 5,035 millones de pies cúbicos de agosto del 2017. En la presente administración, la extracción de gas natural cayó 22 por ciento.

[email protected]