Petróleos Mexicanos (Pemex) ha perforado seis pozos exploratorios en lo que va del año, de los cuales únicamente dos fueron exitosos, con lo que se encuentra muy lejos del compromiso de perforar 128 pozos en el periodo adicional de dos años que le concedió la Secretaría de Energía (CNH) luego del incumplimiento de sus trabajos exploratorios en más de 64% de sus asignaciones entre 2016 y 2017.

Este retraso, dado a conocer en la sexta sesión ordinaria del órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), corresponde con las inversiones comprometidas que no ha ejecutado la estatal petrolera para las 100 asignaciones exploratorias que tiene a su cargo gracias a la Ronda Cero, ya que para el 2018 tiene una meta de inversión de 85,000 millones de pesos, de los cuales ha gastado únicamente 11,000 millones de pesos.

Tan sólo para el 2018, el compromiso de Pemex fue llegar a 56 pozos exploratorios en los cuales debe probar por lo menos éxito exploratorio –existencia de hidrocarburos– aun sin factibilidad comercial, que requiere de inversiones para delimitar y caracterizar los recursos y poder cuantificarlos como reservas.

Sin embargo, hasta el momento ha solicitado la perforación de 29 pozos exploratorios. De éstos, 27 ya fueron aprobados por la CNH y dos más se encuentran en proceso de aprobación. Según la observación del comisionado recién reelecto, Héctor Moreira, los trabajos de perforación y terminación de pozos tienen una duración promedio de seis meses, por lo que si no arranca los trabajos comprometidos antes de junio, no lograra siquiera la culminación en estos 29 pozos.

Pero además, en los seis pozos perforados sólo ha tenido éxito en dos: Doctus 1, en el Golfo de México, y el pozo terrestre Terra DL. En estos dos pozos se probó la existencia de aceite delimitando yacimientos ya existentes, por lo que no hubo nuevos descubrimientos y por tanto Pemex tampoco está cumpliendo con la meta de aportar éxito geológico a las actividades exploratorias comprometidas en la Ronda Cero y en la prórroga que se le otorgó el año pasado.

Revisión de metas, la vía

Al respecto, el comisionado Héctor Acosta Félix consideró que más que resaltar los incumplimientos de Pemex en materia exploratoria, se debe revisar si las metas que se han impuesto son realistas e incluso convenientes para Pemex antes de que nuevamente concluya el plazo que se le concedió para mantener estas asignaciones.

“Lo que quiero evidenciar es que las condiciones que se establecieron en los títulos son de muy difícil cumplimento y la discusión del año pasado la vamos a tener que tener cuando venzan estos plazos”, aseveró Héctor Acosta, “quizá lo que se tiene que hacer ahora es que Pemex decida cuáles asignaciones le interesan y pueden formar parte de un plan a largo plazo”.

Héctor Moreira recalcó que “sí creo que está en la capacidad de Pemex cumplir las metas, la duda es en cuáles está realmente interesado. Lo que da beneficio a la nación es la producción petrolera, no la posesión de los campos”.

[email protected]