Petróleos Mexicanos (Pemex) estableció una nueva relación comercial de mediano plazo con su cliente de gasolinas y diesel, PetroMax, el cual opera más de 200 estaciones de servicio en el país bajo la marca Petro 7.

De este modo, ambas empresas refrendan su confianza y compromiso en mantenerse como socios comerciales y continuar con el suministro de las marcas de combustibles Pemex en sus gasolineras.

Para Petróleos Mexicanos, PetroMax es un gran aliado en el proceso de cambio cuyo principal objetivo es mantener la preferencia de los consumidores por la marca y los productos Pemex, en el nuevo esquema de competencia en nuestro país, explicó la estatal.

En este entorno de mercado abierto, Pemex demuestra su capacidad de ser competitivo en beneficio de clientes y consumidores finales, al ofrecerles una experiencia innovadora y diferenciada, garantizando, servicio y calidad, detalló.

kgarcia@eleconomista.com.mx