La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó este jueves cinco planes para que Petróleos Mexicanos (Pemex) realice inversiones de más de 1,069 millones de dólares en los próximos 20 años en dos nuevos campos prioritarios de desarrollo, la modificación de un plan vigente para duplicar la producción de un campo en tierra y dos pozos exploratorios a perforarse en 2019.

En la 49 sesión extraordinaria, el órgano de gobierno del regulador aprobó el plan de desarrollo de los campos Tlacame y Tetl en aguas someras del Golfo de México; con estos planes sumó 14 de las 22 aprobaciones de campos prioritarios que Pemex comenzará a desarrollar este año, y que juntos ya suman inversiones totales de 10,674 millones de dólares, de las que el monto para inversiones productivas o Capex de los proyectos llegará a 7,226 millones de dólares. En estos 14 proyectos se perforarán 105 pozos de desarrollo.

El campo Tlacame se encuentra frente a las costas de Tabasco dentro de la asignación Amoca-Yaxche, con un tirante de agua de 23 metros y un área de extracción de 15.3 kilómetros cuadrados.

Durante los próximos 20 años de la vigencia de su plan de desarrollo, tiene proyectado extraer 36.34 millones de barriles de aceite de y 13,180 millones de pies cúbicos de gas. Para ello, Pemex perforará cinco pozos con una plataforma de nueva adquisición, para posteriormente realizar 22 reparaciones menores a lo largo de la vida del proyecto.

 

 

Las inversiones productivas aprobadas para este desarrollo suman 429.5 millones de dólares, a los cuales se sumarán egresos por manejo de producción fuera de las instalaciones del campo, por lo que la inversión total proyectada en Tlacame ascenderá a 473.38 millones de dólares. La tasa interna de retorno del proyecto es de 25%, y de las ganancias brutas calculando los futuros precios de los hidrocarburos Pemex podrá recibir alrededor de 10%, para otorgar el resto al Estado mexicano.

Por otra parte, el campo Tetl se ubica también en aguas someras a 48 kilómetros del puerto de Dos Bocas y cuenta con una superficie de 12.95 kilómetros cuadrados. Durante las próximas dos décadas, Pemex pretende extraer 19.03 millones de barriles de petróleo ligero de 44 grados API y 14,920 millones de pies cúbicos de gas natural.

El campo ya cuenta con un pozo taponado y uno abandonado, por lo que Pemex iniciará la perforación de un pozo en noviembre de este año y continuará con las actividades sincronizándose con las operaciones en Tlacame para utilizar su infraestructura de transporte y almacenamiento, por lo que continuará en 2020 con la perforación de otros dos pozos en 2020 en Tetl y continuará con 19 reparaciones a lo largo de la vida del proyecto.

Como inversión productiva, dispondrá de 364.84 millones de dólares para el desarrollo del campo y al sumarse otros egresos y mantenimiento de la infraestructura externa que requerirá, llegará a un gasto total de 399.38 millones de dólares. Después de impuestos, la estatal contará con alrededor de 12% de los ingresos netos del proyecto para su reinversión.

Además, para el campo terrestre de 30 kilómetros cuadrados Tokal, ubicado a 3.4 kilómetros al sur de Comalcalco, Tabasco, la CNH aprobó a Pemex modificar su plan de extracción para añadir al pozo que actualmente produce 505 barriles por día de crudo y 396 pies cúbicos de gas, la perforación de otros cinco pozos entre 2019 y 2020, con lo que pretende extraer a lo largo de los próximos 15 años 5.4 millones de barriles de crudo y 4,800 millones de pies cúbicos de gas, duplicando la producción actual del campo con una inversión de 103 millones de dólares.

Exploración

El regulador de las actividades de exploración y producción de hidrocarburos en México aprobó además inversiones por 1,825 millones de pesos (alrededor de 93.6 millones de dólares) para la perforación de dos pozos exploratorios tanto en tierra como en aguas someras, en áreas que resultan atractivas para posibles nuevos hallazgos e incorporación de reservas al portafolio de Pemex.

Así, para tratar de certificar un recurso prospectivo de 56 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, perforará el pozo Racemosa durante 98 días que comienzan el 23 de agosto, con una profundidad de 3,310 metros y una inversión de 780.5 millones de pesos.

Finalmente, buscará llegar a un objetivo de profundidad de 4,750 metros en aguas someras del Golfo mediante el pozo Ku 201, donde el recurso prospectivo es de 40 millones de barriles de petróleo crudo equivalente y la inversión será de 1,045 millones de pesos.

Cabe recordar que los planes de exploración están sujetos a que se aprueben las nuevas asignaciones que la Secretaría de Energía otorgará de manera excepcional a Pemex, ya que las asignaciones vigentes donde se ubican estos campos vencen el próximo 27 de agosto.

[email protected]