Petróleos Mexicanos (Pemex) aclaró que la producción de gasolinas en la refinería de Madero, en Tamaulipas, no se verá afectada por el incendio ocurrido la noche del pasado lunes en la planta hidrodesulfuradora U300.

En su cuenta de Twitter, la paraestatal detalla que las naftas que se tratan en dicha planta serán enviadas a otra de destilados intermedios de la refinería para su procesamiento.

Con lo anterior, Pemex Refinación asegurará el abasto de combustibles en el noreste y en el Golfo del país.

La paraestatal refiere que las naftas son gasolinas naturales derivadas de gas natural que se transforman en gasolina de alto octanaje y que se utiliza para la combustión interna de los automóviles.

A mayor octanaje, mayor y más rápida la respuesta del motor a la aceleración, de ahí la importancia del manejo de esta materia para el abastecimiento de este combustible, dio a conocer la empresa petrolera.

apr