Petróleos Mexicanos (Pemex) dará de baja seis buquetanques en los próximos meses, debido a que son obsoletos. Uno de ellos tiene al servicio de la paraestatal 27 años, con lo que incumple los estándares internacionales, de acuerdo con la empresa.

Con base en el plan de sustitución de infraestructura de la subsidiaria Pemex Refinación, que dirige Jordy Herrera, los barcos que dejarán de operar son:

Potrero del Llano 2, Choapas 2, Amatlán 2, Faja de Oro 2, Guadalupe Victoria 2 y Tulum. Los primeros cuatro son arrendados y los dos últimos son propios.

El documento será presentado al Comité de Estrategias e Inversiones de Pemex en julio próximo, para su aprobación, debido a que los buquetanques que transportan petróleo y combustibles terminaron su vida útil de 25 años de antigüedad, como lo establece la normatividad internacional.

Los buquetanques tienen actualmente una capacidad máxima de 300,000 barriles, dijo un funcionario de alto nivel de Pemex Refinación.

El Comité tiene como funciones analizar el plan estratégico y el portafolio de inversiones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y sus organismos subsidiarios.

Asimismo, llevar el seguimiento de las inversiones y su evaluación, una vez que hayan sido realizadas.

Con ello, se busca fortalecer la estrategia de inversiones de la empresa, aspecto clave para un mejor desempeño financiero y operativo de la misma.

Renovará flota

El documento refiere que para sustituir los equipos viejos, la paraestatal adquirirá seis nuevos buquetanques con costo unitario de hasta 35 millones de dólares, además de que garantizará mantener las plazas de los tripulantes, que en promedio son 25 por cada embarcación.

El objetivo de Pemex Refinación para el 2015 es recuperar la capacidad de transporte de hidrocarburos con bandera mexicana.

Además, el documento refiere que la estrategia a futuro es sustituir los buquetanques que son arrendados por barcos propios, para que 100% de los equipos sean tripulados por trabajadores de la petrolera.

La composición actual de los 20 buquetanques es la siguiente: 15 barcos tienen tripulación de trabajadores de Pemex, los cuatro restantes son tripulados por personal ajeno a la petrolera.

La idea es que en el 2011 sean 17 barcos con tripulación de Pemex y en el 2015, se proyecta que los 20 buquetanques sean tripulados por trabajadores de Pemex.

Actualmente, cuatro de los 20 buquetanques en operación fueron adquiridos en el 2007.

mpalma@eleconomista.com.mx