Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció dos nuevos descubrimientos en aguas someras del golfo de México, cercanos a Tabasco: los yacimientos Manik y Mulach, que juntos podrán aportar hasta 45,000 barriles diarios de aceite a partir del cuarto trimestre del 2020.

Estos hallazgos, sumados a dos campos que arrancan el desarrollo desde septiembre de este año, Esah y Xinin, y dos más en los que inician la delimitación en la misma región, Kinbe y Koban, aportarán a la producción de la petrolera alrededor de 210,000 barriles de crudo por día (equivalentes a 11% de la producción petrolera actual) y 350 millones de pies cúbicos diarios de gas en dos años.

“Cuando encontramos este tipo de reservas estamos dando viabilidad al futuro de Pemex”, dijo Carlos Treviño Medina, director general de la estatal, durante el anuncio de los descubrimientos y planes exploratorios y de desarrollo a futuro de la empresa.

En términos de recursos, el pozo Manik 101 A precursor para el desarrollo del campo de este nombre contiene un estimado de 80 millones de barriles, mientras que Mulach 1 —a tirantes de agua de 90 y 21 metros, respectivamente— contiene hasta 100 millones de barriles como recursos técnicamente recuperables.

Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, aseguró que estos descubrimientos pueden ser considerados entre los 10 más importantes en el mundo en los últimos 15 años. Sumado a la recuperación en alrededor de 70 dólares por barril del precio del crudo y el nuevo ecosistema de operadores privados en el país, estima que en dos años la tendencia a la baja de las reservas nacionales podrá revertirse, dijo.

En lo que va del año, la producción de Pemex registra una contracción de 6.6% a 1.88 millones de barriles diarios de petróleo. El indicador hila 14 años de descensos ininterrumpidos y una desplome de 45% desde el pico de producción del 2004, cuando se produjeron casi 3.4 millones de barriles diarios en promedio.

Kinbe y Koban

En materia de delimitación, informaron que los campos Kinbe y Koban descubiertos en el 2011 y en el 2016 con una gran expectativa de contar con importantes cantidades de hidrocarburos ya se encuentran en fase de delimitación.

Del yacimiento Kinbe se espera producir crudo ligero. Este pozo se perforó en un tirante de agua de 21 metros y alcanza una profundidad de 5,843 metros. Ubicado a 28 kilómetros de la ciudad de Frontera, Tabasco, el pozo Kinbe aportó producciones mayores a 5,000 barriles de aceite por día durante las pruebas de producción y cuenta con reservas totales o 3P estimadas del orden de 120 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Por su parte, el campo Koban se encuentra en la etapa de delimitación en un tirante de agua de 11 metros y con una profundidad de 6,400 metros. El pozo Koban es un descubrimiento de gas y condensado, con reservas 3P estimadas del orden de los 205 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Además, los campos Xikin y Esah, descubiertos en el 2015, actualmente se encuentran ya en la transición hacia la etapa de producción, los cuales en conjunto representan reservas del orden de 360 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Reposición a 100%

José Antonio Escalera, director de Exploración de Pemex, aseguró que en el 2018 la estatal cerrará con una tasa de reposición de reservas superior a 100 por ciento.

El costo de producción a los precios actuales de estos yacimientos será de 12 dólares por barril de petróleo, incluyendo los desembolsos para actividades de exploración y el desarrollo de los campos, ya que son recursos en aguas someras con suficiente presión natural para que su extracción resulte en los rangos de costos más baratos del mundo.

“Estos campos tienen probabilidades de éxito comercial de 25%, superior a la media internacional de 15% en recursos de este tipo y aunque está por debajo de nuestros estándares (que llegan a ser hasta de 40% de éxito) forman parte de la estrategia de diversificarnos y llegar a recursos de mayor complejidad”, dijo Escalera.

El desarrollo de los seis campos en conjunto requerirá inversiones de entre 7,000 y 10,000 millones de dólares, ya que sólo en el desarrollo de los dos proyectos más avanzados, Xikin y Esah, se perforarán cerca de 20 pozos de 50 millones de dólares y se adquirirá una plataforma con un valor de 150 millones de dólares. Las inversiones para estas actividades hasta el momento serán parte del presupuesto de la empresa, aunque será decisión de la nueva administración el buscar socios o mantenerlos como negocios del país, aseguraron.

Finalmente, el director general de Pemex explicó que la estatal repetirá el proceso licitatorio para importar 350,000 barriles de crudo ligero este mes, ya que el precio solicitado se calculó tres semanas atrás de que alrededor de 11 participantes dejaran desierta la licitación de PMI por las variaciones de los precios en este lapso.

Descubrimientos petroleros recientes en México:

2012

A punto de concluir su administración, el presidente Felipe Calderón anunció dos descubrimientos en aguas profundas en el Cinturón Plegado Perdido. Primero, el campo Trión con reservas 3P por hasta 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente y posteriormente Supremus, con hasta 125 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Trión se convirtió en la primera asociación de Pemex y un privado con la australiana BHP Billiton.

Julio del 2015

Xikin y Esah, actualmente se encuentran ya en la transición hacia la etapa de producción, los cuales en conjunto representan reservas del orden de 360 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. El yacimiento Xikin está a 10 kilómetros del campo Xanab y será productor de aceite y gas ligero, de 39 grados API, mientras Esah será productor de aceite y gas pesado, de 21 grados API.

Septiembre del 2016

Pemex descubrió dos yacimientos de crudo superligero en aguas profundas y cuatro de crudo ligero en aguas someras. En el Cinturón Plegado Perdido se perforó el pozo Nobilis-1, a 220 kilómetros de la costa de Tamaulipas, con reservas totales 3P que oscilan entre 140 y 160 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Asimismo, el pozo Teca-1, 30 kilómetros de la costa entre los estados de Veracruz y Tabasco, con un tirante de agua de 44 metros, resultó exitoso al descubrir crudo ligero así como gas condensado. Las reservas totales 3P se estiman entre 50 y 60 millones de petróleo crudo equivalente.

Julio del 2017

El consorcio conformado por Sierra Oil and Gas, Talos Energy y Premier Oil descubrió un yacimiento de petróleo ligero en aguas someras a 60 kilómetros de las costas de Tabasco, el primer depósito de hidrocarburos hallado por un agente privado en México, con una estimación inicial de recursos cuantificada en un rango de entre 1,400 millones y 2,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en recursos prospectivos.

Septiembre del 2017

La petrolera italiana Eni anunció la perforación exitosa del pozo Miztón 2, en aguas someras de la sonda de Campeche, colocando las estimaciones del recurso en el campo en más de 1,400 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que se añaden a los 1,000 millones de barriles del campo Amoca 2, en el mismo bloque que hoy opera esta empresa en México.

Noviembre del 2017

Pemex descubre el yacimiento terrestre Ixachi-1 con hasta 350 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de reservas 3P en Veracruz, lo que constituye el mayor hallazgo terrestre en México de los últimos 15 años.

[email protected]