Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo un costo de producción de 14.2 dólares por barril de crudo en el 2019, con un aumento anual de 3.4%, o 47 centavos de dólar por barril, en comparación con el 2018. Ese año aumentó 26% y en  el 2017 se elevó hasta 40% anual.

Así lo dio a conocer el director general de la empresa, Octavio Romero Oropeza, durante la celebración del 82 aniversario de la Expropiación Petrolera en la Ciudad de México, donde explicó que la estatal se mantiene entre las empresas de menores costos de extracción del país, ya que además de este precio promedio ponderado nacional, hay otros campos con costos muy menores, como los nuevos campos petroleros marinos y terrestres entre los que se encuentran Teekit, Ixachi y Mulach, cuyo costo es de 4.8 dólares por barril.

El precio de venta de la mezcla mexicana de exportación cayó 15.1%, con lo que se cotizó en 56.13 dólares por barril. Por ello, esta ganancia antes de impuestos se situaría en 41.9 dólares, con una reducción de más de 10 dólares en comparación con el año anterior.

Pero cabe recordar que Pemex está sujeto a un régimen tributario sobre su producción y no sobre los ingresos que obtiene, como otras petroleras del mundo, por lo que con un volumen de extracción de 1.684 millones de barriles diarios e impuestos totales de 359,799 millones de pesos, la empresa destinó a Hacienda poco más de 30 dólares por barril de crudo, sumando así un costo total de extracción de 44.2 dólares.

Cabe recordar que en el promedio de lo que va del año el precio de la mezcla mexicana de exportación se ha cotizado en 45.8 dólares por barril y que este martes cayó a su nivel más bajo en los últimos 18 años, llegando a 18.78 dólares por barril, sólo 4.5 dólares arriba de su mínimo histórico.

Al respecto, Romero Oropeza se comprometió a priorizar inversiones que sean de alta rentabilidad para la empresa y a realizar los ajustes que sean necesarios ante el escenario de volatilidad en los mercados financiero y petrolero que se viven en la actualidad.

En tanto, el directivo aseguró que en el 2019 la empresa añadió recursos descubrimientos por 1,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, por encima del promedio anual de 950 millones de barriles que en promedio se obtuvieron gracias a las actividades exploratorias entre el 2013 y el 2018.

Según el directivo, esto se debe a la modificación de la estrategia exploratoria de Pemex, que se enfocó completamente hacia los recursos convencionales en aguas someras y porciones terrestres del país. Dijo que Pemex tuvo un costo de descubrimiento de 2 dólares por barril en contraste con el estándar internacional de 4 dólares por barril. La tasa de éxito geológico es de 60 contra 30% de la industria a nivel global.

En el 2020 se diseñará el plan de desarrollo acelerado de 15 campos nuevos y se llegará a una extracción de 260,000 barriles diarios en los 16 campos que arrancaron producción en el 2019.

La conmemoración del 82 Aniversario de la Expropiación Petrolera se llevó a cabo con menos de 800 personas en la Torre Ejecutiva de la estatal, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que “ya se terminó con el periodo privatizador, nunca más esa pesadilla”.

kgarcia@eleconomista.com.mx