La producción promedio de gasolinas de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el 2019 fue de 204,085 barriles diarios, con lo que se redujo en 1.6%, 3,015 barriles por día, en comparación con el 2018. Así, sumó seis años consecutivos de caídas, luego de que a partir del 2014 la elaboración ha caído a la mitad porque entonces se producían 217,515 barriles diarios más que en el último año.

En comparación con la elaboración de gasolinas de hace una década, la caída es de 57%, 268,103 barriles por día. Cabe destacar que la reducción del 2019 fue la más baja que se ha reportado, luego de que incluso en los años previos la elaboración bajó en 21 y 19%, respectivamente.

Además, la elaboración total de petrolíferos en el país tuvo también un descenso de 1.3%, 9,575 barriles por día en el 2019. Con ello, promedió 731,025 barriles diarios en el 2019, acumulando también seis años de bajas.

A partir del 2014, la elaboración total de petrolíferos ha caído 47%, 653,975 barriles diarios, y de igual forma hace una década Pemex producía dos veces más combustibles de lo que reportó el año pasado.

La mayor caída se ha observado en la producción de gas LP, que en el 2019 promedió 107,629 barriles por día, con una reducción anual de 12%, 14,571 barriles por día menos.

La producción de gas LP lleva también seis años de reducciones que en promedio han sido de 10% anual. Así, el volumen de este combustible utilizado por siete de cada 10 hogares producido por Pemex en el 2014 era 47% superior, 97,771 barriles por día más. Sólo en dos años en la última década tuvo ligeros aumentos la elaboración de este combustible.

En tanto, la producción de diésel de Pemex tuvo un aumento anual de 13%, luego de que se elaboraron 15,783 barriles diarios más, para alcanzar un volumen de 132,583 barriles diarios en promedio durante el 2019. Este incremento rompió con la racha de cinco años de reducciones promedio de 17%, aunque en comparación con lo que la estatal reportaba hace una década la caída ha sido de 60%, ya que en el 2009 las refinerías produjeron un volumen promedio superior en 204,414 barriles diarios a lo reportado el año pasado.

La elaboración de combustóleo también bajó de un año a otro 17%, alcanzando 152,759 barriles diarios durante el 2019. En los últimos nueve años, la elaboración de este subproducto de la refinación utilizado principalmente para la generación eléctrica ha caído en un promedio anual de 78% y en una década se redujo en 52%, pero a pesar de que en el 2015 la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se comprometió con la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente a reducir en 175,000 barriles diarios su consumo de combustóleo para el 2017, al llegar a este plazo incluso incrementó en casi 340,000 su uso.

En lo que respecta a los querosenos, que en las refinerías de Pemex es esencialmente la producción de turbosina, en el 2019 se registró una elaboración de 28,743 barriles diarios, con una reducción anual de 17%, 5,957 barriles diarios. El año pasado también fue el sexto consecutivo en que cayó el volumen de producción de este combustible, del que hace una década se reportaba 50% más producción, 28,315 barriles por día adicionales al año pasado.

[email protected]