Monterrey, NL. Pemex arrancó el Farmout Day en Houston, Texas, donde mostró ante representantes de compañías petroleras, ejecutivos de instituciones financieras, miembros de Cámaras de Comercio y analistas, siete bloques terrestres que integran 22 asignaciones, lo que representa alrededor de 400 millones de barriles, informó Carlos Treviño Medina, director general.

Así lo expresó durante la conferencia "Situación y futuro de Petróleos Mexicanos", en el Foro Internacional IMEF 2017.

Mencionó que actualmente se pueden obtener 50,000 barriles diarios en esos siete bloques.

“Esa parte para nosotros es muy importante, porque buscamos o esperamos tener siete compañías diferentes con las cuales nos asociamos”, enfatizó.

Por otra parte, destacó que en Midstream, Pemex tiene oportunidades de inversión, debido a que se requiere mayor capacidad de almacenamiento para hidrocarburos.

“Están entrando empresas, construyendo terminales, estamos haciendo lo que podemos (…), hay una regulación asimétrica, respetamos a la autoridad y hemos perdido algo de mercado, pero estamos luchando por mantener el mercado en Midstream y en comercialización”, recalcó.

En temporada abierta, dijo, Pemex logística está ofreciendo su capacidad de almacenamiento y distribución no utilizada a terceros.

De ahí que subastó el 20% de su capacidad en Baja California y Sonora y lo adjudicó a Andeavor (Tesoro).

A la fecha está en proceso la etapa 1.2 del Sistema Norte, Zona Juárez, Cadereyta y Frontera, se contempla la importación de producto por la Terminal de Ciudad Juárez y considera la Terminal de Almacenamiento y Despacho de Santa Catarina.

También está en proceso la etapa 2.1 que considera al Sistema Pacífico Topolobampo.

Otras alianzas

Refirió que otras oportunidades de inversión que ven hacia adelante y en lo que ya están trabajando es en la planta de Coker de la Refinería de Tula, Hidalgo, que este martes aprobó el Consejo de Pemex.

“Estamos por firmar con un socio nuevo, la reconfiguración de la Refinería de Tula en su fase 2, estamos iniciando ese proceso de búsqueda de socios”, destacó el funcionario.

También buscan alianzas en la reconfiguración de la Refinería de Salina Cruz, en Oaxaca.

Sin embargo, debido al terremoto de septiembre pasado, muchos de los inversionistas potenciales están haciendo "due diligence" sobre el tema sísmico, para ver si se animan.

Por otra parte, con recursos propios tienen contemplados proyectos de diésel ultra bajo en azufre.

Y contratos de servicio con terceros, orientados a confiabilidad y mantenimiento en la refinería de Madero, así como suministro de hidrógeno en las refinerías de Cadereyta y Madero, “que ya cerramos”.