Las dependencias del gobierno federal están deteniendo los recursos que se destinaron este año para el desarrollo de infraestructura del país, aseguró José Eduardo Correa Abreu, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Explicó que de los casi 415,000 millones de pesos que los diputados autorizaron para este rubro, sólo se ha comprometido 7.5%, cuando ya debería estar cercano a 50 por ciento.

Resaltó que Pemex es la entidad que más retraso tiene, aparte de ser la que más recursos acapara, pues su gasto programable para este año rebasa los 200,000 millones de pesos, es decir casi la mitad de lo previsto para el desarrollo de obras.

Pemex a la fecha tiene 5% de los recursos concursados y comprometidos para el desarrollo de infraestructura.

Otra paraestatal que detiene el concurso de obras es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con un avance de sólo 8%, al igual que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que ha comprometido 4% de los dineros etiquetados para la construcción de obras.

Por qué no han salido las obras, hoy por hoy deberíamos andar casi en 50% de estos recursos concursados, comprometidos y contratados, pero traemos sólo 7.5 por ciento. Dónde está el diferencial, por qué no han caminado si el Congreso ya autorizó esos dineros en octubre, ya etiquetó esos dineros, si ya están marcados para qué obras y con qué monto, porqué hay subejercicio , se pregunta el líder de los constructores.

La otra cara de la moneda

La única dependencia que está haciendo bien las cosas es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), pero lamentablemente son obras pequeñas, en comparación con las que tienen que concursar Pemex y CFE, sostuvo José Eduardo Correa Abreu.

La SCT es la única que está trabajando, que trae bien puesta la camiseta del sexenio de la infraestructura, como dijo el Presidente de la República, es la única. Con las demás no sé qué está pasando, con ellas no hay obras , dijo.

Fortalecer el sector nacional

Resaltó que de las pocas obras que se han concursado, han sido proyectos grandes en donde la mayoría de las empresas nacionales no pueden entrar, porque no tienen la solidez financiera necesaria para competir con las grandes compañías, principalmente españolas.

La obra que ha habido ha sido obra grande, a donde las Pymes no han podido entrar, no tienen acceso, no tienen capital social para entrarle a estos concursos, pero sobre todo no tienen capital para financiar las obras , aseguró.

Correa Abreu resaltó que al país le urge un marco normativo adecuado, el cual permita la inversión y elimine la burocracia, que es la que está frenando las obras.

Sabemos que con un marco normativo adecuado, se atraerán mayores inversiones y los recursos públicos se ejercerán con más agilidad y transparencia, para el desarrollo de los grandes proyectos que impulsa el gobierno federal , dijo.

[email protected]