Al menos 33 estaciones de baja potencia podrían quedarse sin realizar el apagón analógico de sus señales, algunas por falta de recursos y otras porque técnicamente ya no les resulta necesario, de acuerdo con Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Entrevistado al término de su participación en el Foro América Accesible, Información y Comunicación para Todos , Contreras dijo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aún no les notifica la conclusión de la entrega de los 100,000 equipos en las zonas que quedaron pendientes.

No obstante, el IFT ya determinó que habrá dos apagones: el próximo 15 y 30 de diciembre.

Contreras detalló que el universo de personas que podrían verse afectadas sería muy reducido porque quienes les daban la señal no hicieron lo que les correspondía, entonces el Instituto evaluará cada caso y de ser necesario aplicará las multas correspondientes.

El presidente del IFT recordó que el plazo para que todas las estaciones transiten a la transmisión de señales en digital vence el 31 de diciembre, y que estas estaciones de baja potencia representan menos de 1% de la población. Recientemente, la SCT informó que aún no concluye la entrega de los 100,000 televisores y que tenía previsto notificar al regulador a mediados de noviembre.

La Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales determinó el cese de las transmisiones analógicas para 460 Estaciones y Equipos Complementarios de baja potencia, lo cual se llevará a cabo en diciembre.

Los apagones se realizarán en dos etapas: 303 estaciones apagarán el 15 de diciembre y 157 lo harán el 31 de diciembre próximo, cumpliendo con ello la obligación de no exceder el plazo del 31 de diciembre del 2016 establecido en el artículo Décimo Noveno Transitorio de Ley la Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

cjescalona@eleconomista.mx