La confianza de los directivos del sector manufacturero persiste débil, pues el indicador de pedidos manufactureros cayó 0.7 puntos durante febrero en comparación anual, al ubicarse en 51.5 puntos, tras que en enero había tenido un repunte de 0.8 puntos, luego de ocho meses seguidos de caídas.

Lo anterior derivó de la combinación de retrocesos anuales en cuatro de los cinco componentes que lo integran, mientras que por grupos de subsectores de actividad, en febrero, seis de las siete agrupaciones que lo conforman presentaron caídas anuales en sus series originales , detalló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía al dar a conocer los resultados.

El Indicador de Pedidos Manufactureros permite conocer las expectativas y la percepción de los directivos empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero en México. Este indicador es similar al Purchasing Managers Index (PMI) que elabora el Institute for Supply Management en Estados Unidos.

Así, el indicador que hace referencia a pedidos, cayó 0.8 puntos; el de producción, 0.9 puntos; el de oportunidad de la entrega de insumos de los proveedores descendió un punto, y el de inventarios de insumos lo hizo en 1.7 puntos; en sentido contrario, el que hace referencia a personal ocupado aumentó 0.5 puntos durante febrero.

Por grupos de subsectores de actividad, el que corresponde a alimentos, bebidas y tabaco registró un descenso anual de 2.1 puntos; el de derivados del petróleo y del carbón, industria química, del plástico y del hule aumentó 0.7 puntos; el de minerales no metálicos y metálicas básicas decreció 0.5 puntos, entre otros.

En febrero, el Indicador de Pedidos Manufactureros mostró un nivel de 52.4 puntos en su serie desestacionalizada, equivalente a una caída de 0.13 puntos debido a reducciones mensuales en los subíndices de pedidos esperados y de producción esperada. Se observaron aumentos en personal ocupado, en la entrega de insumos por parte de los proveedores, y los inventarios de insumos.

claudia.tejeda@eleconomista.mx