En cuestión de unos tres meses, la red gubernamental Pdval contará con un sistema centralizado que solo permitirá a sus clientes comprar una vez a la semana en sus establecimientos.

La prueba piloto comenzó el pasado lunes en Pdval Diana, ubicado en San José. Allí los usuarios deben registrarse con su número de cédula antes de ingresar al local para hacer su compra. El detalle es que no pueden volver a comprar en una semana.

La puesta en marcha de este nuevo sistema forma parte de un plan para evitar el acaparamiento y preservar los inventarios , dijo Iván Bello, presidente de la red de venta de alimentos, quien explicó que el proyecto se desarrollará por etapas. Primero, se hizo un programa piloto en el Pdval Diana; luego se incorporarán al sistema los distintos locales de la red, comenzando con los híper y los supermercados .

Bello estima que los próximos a contar con el sistema serán los establecimientos ubicados en Fuerte Tiuna y La Carlota.

Indicó que Pdval adquirió un software que permite elaborar en línea el histórico de cada cliente y que evita que los consumidores vayan a varios locales de la red comprando los artículos de la cesta básica. Es un sistema en línea que llevará el histórico de compra de cada usuario . Cada rubro tiene un cupo máximo de compra semanal.

Como todavía es un plan piloto, aún no existe esa sincronización; solo en Diana tienen instalado el sistema computarizado. Por ahora, los clientes compran en el local y, si no consiguen ese día algún producto, durante la semana pueden regresar con la factura, para que los empleados determinen los artículos que pueden llevar.

APOYO DEL PODER POPULAR

Este sistema nació a solicitud del poder popular que opera en la zona , informó Bello, quien señaló que el Pdval Diana tiene capacidad para atender entre 1,200 y 1,500 personas diariamente. Pero estábamos recibiendo hasta 5.000 personas cada día; el punto siempre estaba colapsado y las colas eran infinitas .

Agregó que en apenas una semana han notado que las colas para pagar fluyen con más rapidez y que los rubros se mantienen en el punto. Las ventas se están racionando a determinadas unidades por persona.

Esta medida es para bajarle dos y hasta cuatro al acaparamiento y las compras previsivas . Agregó que la gente de la comunidad está contenta, porque algunas personas venían todos los días a llevarse dos pollos, dos carnes y lo que les permitieran llevar de los otros rubros .

En este sentido, explicó que si una familia tiene varios adultos, cada uno de ellos podrá comprar semanalmente en la red, lo que les permitirá llevar en este lapso más rubros que lo permitido para un hogar de pocos integrantes.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica