La aviación se desacelera en México. Entre enero y mayo pasados, las aerolíneas (nacionales e internacionales) que operan en el país transportaron 41 millones 592,642 pasajeros en vuelos regulares, lo que representó un incremento de 4.4%, respecto al año pasado, aunque fue el menor para el mismo periodo desde el 2011, cuando más bien se registró una caída de 6.5 por ciento.

En los meses referidos, los primeros en los que ya no se contó con las actividades del Consejo de Promoción Turística de México, la totalidad de las empresas extranjeras mostró una disminución de 2%, al atender a 14 millones 73,970 personas, luego de sumar nueve años con cifras positivas, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En el caso de los vuelos con Estados Unidos, el principal país emisor de turistas a México, la baja fue mayor, 4.7% (con 9 millones 175,671 pasajeros), a pesar de que en el quinto mes del año revirtió la baja presentada durante los cuatro meses previos. American Airlines, su firma insigne, registró una disminución de 0.2 por ciento.

En contraste, las empresas nacionales que operan fuera del país tuvieron un aumento de 9% y totalizaron 6 millones 484,831 clientes. No obstante, fue el más débil desde el 2010. En este rubro, Aeroméxico se mantiene como la empresa líder, con 2 millones 617,066 pasajeros, cifra que fue 3% menor al año pasado, seguida de Interjet, con 1 millón 823,836 usuarios y un alza de 27%, y de Volaris, que creció 14%, al sumar 1 millón 365,998 pasajeros.

La dependencia también reportó que el factor de ocupación de las aerolíneas nacionales de enero a mayo fue de 80.6%, y la capacidad, medida con los asientos-km disponibles, creció 5.4% con respecto al 2018, en tanto que la ocupación en vuelos internacionales fue de 78.9 por ciento.

En México lidera el bajo costo

En vuelos domésticos, el segmento más importante para la industria, a pesar de la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), las empresas movilizaron a 21 millones 33,841 personas, lo que significó un aumento de 7.8%, que fue el más débil desde el 2013, cuando subió 6.3 por ciento.

De las nueve líneas aéreas que ofrecen sus servicios, las dos que tienen como modelo de negocio el ultrabajo costo son las que más crecieron sus números.

Volaris, con sus 6 millones 717,049 pasajeros, se mantiene al frente de sus competidoras, con un alza de 22%, y en segunda posición se ubicó Interjet, con sus 4 millones 223,832 clientes, que le reportaron un aumento de apenas 2.3 por ciento. Los esfuerzos de esta empresa se están centrado en incrementar sus operaciones internacionales y competir frontalmente con un mercado dominado por Aeroméxico, que es la única que tiene vuelos a Europa y Asia.

El tercer sitio lo ocupó VivaAerobus y su creciente apertura de rutas domésticas, que le sumaron 3 millones 849,802 pasajeros, 14.8% más que los primeros cinco meses del 2018.

En su reciente reporte de tráfico, correspondiente a mayo, Grupo Aeroméxico (Aeroméxico y Aeroméxico Connect) informó que durante ese mes transportó 1 millón 777,000 pasajeros, lo que representó una disminución de 2.6% respecto al mismo periodo del año anterior, y que en el acumulado de los cinco meses la reducción llegó a 3.7 por ciento.

[email protected]