Aún no existe sentencia en tribunales que aborde la baja de los precios de los productos cuestionados como una medida de compensación, en la investigación que las autoridades regulatorias chilenas llevan contra las empresas CMPC y SCA por la sospecha de que durante 10 años acordaron fijar precios y se repartieron el mercado de papel higiénico y servilletas. Esto significa que la exigencia del Ministerio de Economía del lunes pasado, cuando pidió compensar a los consumidores afectados por el presunto cartel, carece de una forma de ejecución. Tres expertos consultados por Diario Financiero ayudan a entender las dificultades que tendrá este camino, encabezando el servicio de defensa del consumidor (Sernac) y que podría resultar en algo inédito en el país.

Entre lo más novedoso del caso, que ha cimbrado estructuras corporativas y mermó la confianza de los consumidores, fue la expulsión de CMPC de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) mientras se investiga a cada una de la filial Tissue del grupo papelero de la familia Matte.

Según explicó el gremio, esta decisión se adoptó luego de que su presidente, Hermann von Mühlenbrock, solicitara formalmente a la comisión conocer e iniciar un proceso si correspondiere , respecto al caso de colusión en el mercado de productos derivados del papel, que afecta a esta última empresa.

Del lado del gobierno, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, aseguró este jueves tras la reunión semanal de ministros que la presunta colusión de SCA y CMPC fue un golpe a las confianzas . Queremos invitar a los actores privados a pensar qué otras cosas hay que perfeccionar, la autorregulación que también debe ser mejorada , dijo Valdés.

A continuación presentamos los tres problemas principales que ven los expertos sobre una posible compensación para los consumidores afectados por el llamado cartel del papel higiénico.

1. Identificar al consumidor

Uno de los mayores problemas que habrá para establecer compensaciones será identificar al consumidor, dijo el economista de la Universidad Mayor, Tomás Flores. Esto, porque no hay registro de clientes.

En Estados Unidos hay un caso que puede funcionar para ejemplificar. Se trata de Redbull, donde una juez ordenó compensar a los consumidores porque en su publicidad decía que tomarla daba alas, lo que claramente no era efectivo. Se estableció un monto y una web para inscribirse por el beneficio: no hubo certeza de que los compensados fueran los consumidores habituales, sino que los que alcanzaron a inscribirse.

2. El problema de estimar el perjuicio

El abogado experto en libre competencia Juan Cristóbal Gumucio, del despacho Cariola, Díez, Pérez-Cotapos & Cía. Ltda., dijo que en general en este tipo de casos es muy difícil estimar el perjuicio. Cuánto del precio de un producto tiene que ver con que se coluden o no determinadas empresas, quién sufrió el perjuicio: el distribuidor que para ser más competitivo eventualmente tuvo que disminuir sus márgenes o el consumidor que lo compró .

Es más, dijo Gumucio, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para establecer las multas trata de hacer una aproximación del beneficio, la que muchas veces está muy alejada de lo obtenido por las firmas involucradas.

3. Sernac, lo más efectivo

Para Senda Villalobos, de Philippi Prietocarrizosa & Uría Abogados, la mejor opción para establecer compensaciones es a través del servicio de defensa del consumidor (Sernac), ya que en la vía legal será difícil acreditar el daño.

El Sernac cuenta con mayores herramientas para obtener algún tipo de compensación que satisfaga al universo de consumidores. El Sernac tiene la capacidad técnica suficiente para negociar alguna forma de compensación que no produzca externalidades negativas , dijo Villalobos, aludiendo a que por ejemplo una compensación termine afectando la posición competitiva de otro actor del mercado, como podría ser Kimberly-Clark.