La filial de la regiomontana Jaguar, Pantera Exploración y Producción, invertirá hasta 34.2 millones de dólares en los próximos tres años para llevar a cabo la exploración en uno de los contratos terrestres que se adjudicó dentro de la provincia de Burgos en la Ronda 2.2 del 2017, donde además perforará como mínimo tres pozos exploratorios en ese lapso.  

Lo anterior, luego de que en el marco de la 48 sesión extraordinaria de 2020, trigésima octava ocasión realizada vía remota, el órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) autorizó la modificación al plan de exploración, relacionado con el contrato CNHR02-L02-A9.BG/2017. 

Se trata de la modificación al plan de exploración aprobado por la CNH mediante la resolución CNH-E-29-003/19, del 31 de mayo de 2019, relacionado con el contrato de licencia CNH-R02-L02-A9.BG/2017.  

El área contractual terrestre, con una superficie de 463.98 kilómetros cuadrados, se localiza en el Noreste de México, en el estado de Tamaulipas, dentro del municipio de Soto la Marina, en la Provincia Petrolera Cuenca de Burgos. 

El objetivo de la modificación consiste en evaluar el potencial petrolero e incorporar recursos contingentes en el Oligoceno mediante la posible ejecución de dos escenarios operativos: base e incremental. 

Las actividades consisten en el reprocesamiento e interpretación sísmico 3D de 1,849 kilómetros cuadrados, estudios exploratorios y la perforación de hasta cuatro prospectos exploratorios (tres dentro del escenario base y uno en el escenario incremental), así como modificar los prospectos exploratorios aprobados del Plan vigente, respecto a la ubicación, objetivos geológicos y características distintas, lo anterior, derivado de la ejecución de diversos estudios exploratorios realizados por el contratista donde se vislumbra que existe mayor prospectividad. 

Mediante la perforación de los prospectos exploratorios Jununu-1EXP, Kuyu1EXP y Sasán-1EXP del escenario base, se contempla la incorporación de recursos de hidrocarburos en rocas del Oligoceno de 415,500 millones de pies cúbicos de gas y 3 millones de barriles de condensado 

En la modificación a este plan, las actividades consideradas en ambos escenarios operativos, proyecta alcanzar hasta 39,025 unidades de trabajo (UT) con lo que se daría cumplimento al Programa Mínimo de Trabajo (PMT). Éste es el indicador que desde las bases de licitación se estableció para determinar si los nuevos operadores en el país cumplen con las necesidades que se planteó el gobierno al licitar actividades de exploración y producción entre privados en México.  

En caso de la ejecución de la totalidad de las actividades previstas en la modificación en ambos Escenarios de este plan, se proyecta una inversión de hasta 34.25 millones de dólares, según informó el contratista a la CNH

Derivado de la Ronda 2.2, Pantera Exploración y Producción cuenta con la operación de seis campos petroleros terrestres que en su conjunto conforman el mayor bloque exploratorio gasífero para un privado en el país.  

Por su parte, su matriz Jaguar Exploración y Producción realizó la escisión en dos compañías para dedicarse por sí misma a la operación también de contratos de licencia terrestres en cinco áreas exploratorias más, ubicadas en bloques terrestres al norte del país adjudicados dentro de la Ronda 2.3.  

Cabe recordar que en julio de 2019, la filial Pantera Exploración y Producción, concluyó el proceso de devolución de 48% de una de sus más grandes áreas en de la Ronda 2.2, donde el compromiso fue concentrarse en el espacio de mayor prospectividad para continuar con sus trabajos exploratorios. La superficie devuelta constó de 213.26 kilómetros cuadrados. 

Así mismo, en abril de 2020 Pantera recibió la autorización para perforar a partir del 7 de mayo el pozo Tenoch 1 en el campo terrestre que A4 BG, que le fue adjudicado en la Ronda 2.2. En este campo se espera el hallazgo de 2.466 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de los que 22,000 barriles serían de condensados y también esperan encontrar 14,666 millones de pies cúbicos de gas. El pozo Tenoch 1 tendría un costo de 5.1 millones de dólares, sus trabajos durarían 28 días y a pesar de localizarse en un área donde ya hay producción, la profundidad de 2,118 metros implica llegar a un posible nuevo yacimiento. 

Aunque en junio pasado tanto Jaguar como Pantera pidieron a la CNH que considerara excepción por incumplimiento en los plazos de los trabajos comprometidos en todas sus áreas por la emergencia sanitaria del Covid-19 y otros aspectos como la inseguridad en las zonas donde trabaja, el regulador otorgó esta excepcionalidad a todos los operadores del país, admitiendo retrasos en tanto continúen los trabajos.  

karol.garcia@eleconomista.mx