Panamá prevé concretar en junio próximo la compra del Corredor Sur, concesionado a la empresa mexicana Ingenieros Civiles Asociados (ICA), y pospondrá la adquisición del Corredor Norte, con una inversión total de más de 1,000 millones de dólares.

Es muy probable que el próximo mes podamos cerrar la compra del Corredor Sur y dejar para más adelante la del Corredor Norte , dijo este sábado a la prensa local el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino.

El ministro señaló que el retraso para comprar el Corredor Norte, administrado por la empresa mexicana Proyectos y Construcciones (Pycsa), se debe a la tardanza en la entrega de documentos.

Vallarino calificó de traumáticas las negociaciones con Pycsa para concretar la compra venta de la vía concesionada.

El gobierno pagará a ICA 420 millones de dólares por la concesión del Corredor Sur, y 650 millones de dólares a Pycsa por la vía Norte, un total de 1,070 millones de dólares.

El Estado decidió adquirir las autopistas luego que auditorías practicadas el año pasado a los contratos de concesión a 30 años suscritos por Panamá con Pycsa en 1994 y con ICA en 1996, concluyeron que son onerosos.

La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA) se manifestó esta semana en contra de la transacción por 1,070 millones de dólares al concluir en un estudio que el costo es excesivo porque las vías están deterioradas.

Se están comprando corredores viejos, porque ya están más allá de la vida útil , indicó la SPIA.

La entidad señaló que el Ministerio de Obras Públicas carece de información sobre el estado técnico real de las dos autopistas capitalinas.

RDS