Los presidentes de México y Estados Unidos, así como el Primer Ministro de Canadá acordaron deshacerse de reglamentos anticuados , recortar las normas burocráticas y fomentar el comercio entre ellos.

Tras la Cumbre de Líderes de América del Norte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, precisó que los recortes constituirán 100,000 millones de dólares y ya se trabaja para agilizar los reglamentos con Canadá y México a nivel bilateral.

En un mensaje en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, los políticos concretaron la homologación de estándares para facilitar las inversiones de los empresarios, lo que también beneficiará a consumidores y generará empleos, argumentaron.

En su oportunidad, el presidente de México, Felipe Calderón, explicó que el comercio de las tres naciones superó el trillón de dólares.

La solución de la compleja situación económica que vive el mundo no es el regreso a prácticas proteccionistas que sólo aíslan a los países, reducen la competitividad y ahuyentan la inversión , sentenció el Mandatario.

Además, precisó que identificaron sectores que se van a desregular, como los estándares de emisión de algunos vehículos.

Por otro lado, tanto Calderón como el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, externaron la intención de incorporarse al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por su sigla en inglés).

tania.rosas@eleconomista.mx