Los cableros afiliados a la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM) mantendrán la conexión del servicio que prestan de acceso a internet y televisión de paga para todos aquellos suscriptores que por falta de ingresos dejen pagar por su suscripción.

La ATIM anticipa que garantizará conexiones de 2 megas de velocidad y acceso a canales nacionales de televisión, programación educativa, cultural, noticiosa y avisos de emergencia que viajan por las redes de comunicación para sus clientes sin ingresos a causa de la contingencia sanitaria del coronavirus Covid-19.

Estos operadores estiman que será a partir del 15 de mayo próximo en que sus usuarios podrían entrar en un periodo de ingresos apretados y por ello también invitaron a los programadores de contenido como Disney, Viacom, HBO, Discovery y PCTV a dejar abierta su programación el tiempo que perdure la recomendación del Estado mexicano respecto a que las personas se queden en casa para evitar al máximo los contagios del nuevo virus.

“La ATIM hace un respetuoso exhorto a los directivos de los programadores y dueños de contenido a que se sumen a esta iniciativa, proporcionando sin costo para nuestros afiliados el acceso a sus contenidos distribuidos vía satélite durante el tiempo de duración de esta crisis para poder ampliar la oferta del servicio Línea de Vida, ya que resulta crucial que los mexicanos se queden en casa y sería un alivio para millones de ellos que verán restringidos significativamente sus ingresos”, dijo la ATIM. 

La ATIM es una organización de más de 70 operadores locales que dan cobertura de servicio a cerca de 600,000 hogares de todo el país, con foco principal en 300 municipios de 30 estados de la República y cada uno de ellos con al menos 500 suscriptores del servicio de telefonía, internet, televisión de paga o combos de éstos.

Estos operadores estiman que los meses de junio y julio también serán los más álgidos de la pandemia y de ser así, prevén que sus propios ingresos podrían mermarse para mantener activas sus redes con contenidos, por ello desde ahora solicitan también al Instituto Mexicano de la Radio (Imer) y a los afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) a permitir la retransmisión de sus productos de radio para sus afiliados, con el objeto de nutrir la oferta que despliegan en sus mercados de acción.

“La ATIM convoca a los gobiernos, reguladores, a CFE y a empresas de contenidos y transporte a que aporten para mantener los servicios a los sectores más vulnerables y necesitados durante la presente emergencia sanitaria. Los operadores de ATIM invierten, trabajan y viven en las poblaciones suburbanas y rurales a las cuales dan servicios sus redes. Están socialmente comprometidos con sus poblaciones y sus beneficios siempre se reflejan en estas”.

El 23 de marzo pasado, estos operadores que despliegan redes de fibra óptica sobre poblaciones donde resulta poco o nulo atractivo invertir para los gigantes del sector, solicitaron la intercesión del gobierno federal para conseguir acceso gratuito a las redes troncales fijas de la estatal Telecomm y al espectro de los 700 MHz de la Red Compartida, para prevenir así embotellamientos en la redes por el teletrabajo y aislamiento forzosos en hogares a causa del Covid-19.

A los miembros de la ATIM les interesa con este objetivo desfogar el tráfico de sus redes ante la eventualidad de que éstas puedan saturarse en los próximos días y de ahí que solicitaron a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) acceso a las redes de Telecomm y de Altán Redes, concesionario de la Red Compartida.

“(Se solicita) que la SCT ponga a disposición de los operadores locales, sin costo, la red Troncal de Telecomm y la Red Compartida para aliviar cualquier demanda adicional de transporte de datos y servicios finales, en los casos que no pueda de inmediato solucionar el problema el operador local (back up). Y se permita el acceso a derechos de vía federales y estatales para interconectar a redes de back up”, expuso la ATIM.

En contraparte, la ATIM ofreció entonces conectividad gratuita centros de salud y servicios públicos esenciales, para que esos otros órganos puedan responder en tiempo real a necesidades de la población.

Estos operadores solicitaron además al Congreso federal analizar la posibilidad de declarar una moratoria fiscal en tanto perdure la contingencia sanitaria por el coronavirus.

kg