El sector industrial mexicano, a través de la Confederación de Cámaras de Industriales (Concamin), asevera que se han emitido 17 alertas críticas por desabasto de gas natural en los primeros cinco meses del año, mientras Petróleos Mexicanos (Pemex) argumenta que sólo han sido siete, cuatro de ellas se debieron a que el sistema no puede sostener la demanda y sólo una fue por reducción de oferta en el sureste, una más por la ruptura de un gasoducto en Chihuahua y la última por bajas inyecciones por parte de la paraestatal al Sistema Nacional de Gasoductos.

Al respecto, el presidente del Comité Ejecutivo de la firma petroquímica Mexichem y presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química, Ricardo Gutiérrez, alerta sobre los paros técnicos que han enfrentado tanto su empresa como el sector completo por falta de gas, los cuales, desde su perspectiva, no son algo sorpresivo, sabemos que no hay forma de hacernos llegar todo el gas que quisiéramos y se lo hemos advertido a Pemex, que necesitamos comprar el combustible más barato para ser más competitivos , aseguró.

La infraestructura de transporte del gas natural en México está formada por el Sistema Nacional de Gasoductos, que cuenta con 8,553 kilómetros de longitud de ductos, a través de los cuales Pemex transporta el gas hasta la entrada de las ciudades y a grandes consumidores, como la Comisión Federal de Electricidad y las plantas del mismo Pemex. La distribución al interior de los poblados corre a cargo de privados que cuentan con permisos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y sus propios gasoductos.

La CRE ha otorgado permisos a 20 empresas para que realicen ventas de primera mano, tal como lo establece el Artículo 27 de la Constitución; según la Secretaría de Energía, empresas como Gas Natural, Gas del Sureste y Ecogas, entre otras, han realizado una inversión aproximada de 2,043 millones de dólares para infraestructura de transporte que se compone de 45,392 kilómetros de ductos pequeños, más las subestaciones de compresión y los inmuebles necesarios para repartir el gas a casi 2 millones de usuarios.

IMPORTACIÓN Y CONSUMO

El consumo nacional de gas natural se reparte en 38% para el sector eléctrico; 47% para el sector petrolero, y sólo 15% para la industria, el sector residencial, de servicios y autotransporte. Esto significa que entre los dos monopolios energéticos (Pemex y la Comisión Federal de Electricidad) se consume 85% del gas natural disponible hoy en día, lo que desde el 2006 volvió necesario complementar la producción de Pemex con compras al exterior del hidrocarburo.

La importación por ducto se realiza a través de 18 gasoductos repartidos a lo largo de la frontera estadounidense de la siguiente manera: cuatro en Baja California, cuatro en Sonora, dos en Chihuahua, dos en Coahuila y seis ductos en Tamaulipas.

En total, publica la Secretaría de Energía, existe una capacidad de transporte de casi 3,000 millones de pies cúbicos diarios; sin embargo, únicamente las conexiones de Naco, en Sonora, y Juárez, en Chihuahua, se enlazan con el Sistema Nacional de Gasoductos, por lo que el gobierno federal anunció desde noviembre del 2011 un plan urgente para ampliar e interconectar casi 10,000 kilómetros más de gasoductos que podrían comenzar a operar a inicios del 2014.

[email protected]