La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que el nivel de defunciones en México a causa de Covid-19 continúa en un nivel alto, aunque la tasa de incidencia está bajando de manera regular durante estas últimas cuatro semanas.

Por ello, la organización llamó a las autoridades de salud de nuestro país a mantener la vigilancia epidemiológica, las medidas de control sanitario y de actividad social, y profundizar en el programa nacional de vacunación.

Durante una conferencia de prensa virtual, el gerente de Incidentes de la OPS, Sylvain Aldighieri, expresó que en México prevalece un nivel alto de fallecimientos por coronavirus, aunque el número de defunciones está bajando de manera regular durante estas últimas cuatro semanas. Mencionó que la temporada de invierno y las fiestas de diciembre hacen más propicios los casos no sólo de Covid-19, sino de influenza.

“México ha secuenciado cerca de 30,000 genomas completos del virus SarsCoV-2, y todas esas secuencias han sido reportadas en la base de datos globales. Actualmente, en la semana epidemiológica 38, la variante Delta predomina en México con 99% de las secuencias obtenidas a nivel federal. Es importante que cuanto más se permita la replicación del virus, más posibilidades existen de generar variantes, por esa razón es necesario mantener todas las medidas de protección y de control, incluyendo la vacunación, no sólo para disminuir la transmisión de persona a persona, sino además el riesgo de hospitalización o de muerte”, dijo.

Sostuvo que hay datos que sugieren el aumento de contagios y muerte por variantes como Alfa, Delta y Beta, sin embargo, dijo que los estudios están en curso y esto aún no puede ser concluyente.

Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, respaldó lo planteado por la Organización Mundial de la Salud, en el sentido de que la prioridad para todos los países es continuar vacunando a adultos mayores de 18 años, personal de salud y grupos de riesgo, y cuando se haya cubierto a la mayor parte de ellos, comenzar con la vacunación en adolescentes y niños.

“La vacunación de los adolescentes no es prioritaria, porque para los adolescentes y los niños, y los datos que tenemos de todos los países, no son los grupos que están más graves para la Covid-19. Ya tenemos vacunas aprobadas por la OMS para adolescentes de 12 a 18 años, que son Pfizer y Moderna. Los países que ya completaron todos los grupos prioritarios pueden empezar la vacunación de los adolescentes con comorbilidad, y después de todos. Es una decisión de cada país”, sostuvo.

Sobre la aplicación de una tercera dosis, indicó que se puede llevar a cabo en personas con comorbilidades, por ejemplo, quienes son sometidos a procedimientos por cáncer; personas con VIH; y personas que toman medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico. Precisó que estas personas deben recibir una tercera dosis de la misma farmacéutica, y sólo si no hubiera disponibilidad de otra.

Destacó que los vacunados con Sinovac y Sinopharm, principalmente adultos mayores, deben recibir la tercera dosis. Destacó que la OPS ya está en diálogo con los países de la región para que estas medidas se apliquen.

Por su parte Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo que “seguimos instando a los países a que mantengan su atención en cómo el virus se contagia a nivel local para que puedan enfocarse en cómo mitigar estos brotes”.

Alertó que hay países que no alcanzan el 20% de la población vacunada como Haití, Jamaica, Santa Lucía, Islas Granadinas, Guatemala y Nicaragua, y sostuvo que la meta es que todos los países de América tengan por lo menos el 40% de su población inmunizada antes de terminar el 2021.

Afirmó que el comportamiento de la pandemia en América para 2022 es incierto, lo cual dependerá de las medidas de salud pública y sociales, así como de la vacunación que logren los países, y advirtió que si no hay control sobre esto, habrá alzas periódicas en el número de casos.

rrg