La Organización Mundial de Comercio (OMC) anunció hoy el establecimiento de grupos especiales para analizar las supuestas subvenciones ilegales de China a su industria automotriz y si Estados Unidos ha retirado sus ayudas a Boeing.

El Órgano de Solución de Diferencias (OSD) de la OMC estableció un grupo especial para examinar una queja de Estados Unidos respecto a los aranceles antidumping y las medidas compensatorias impuestos por China a automóviles estadunidenses para que pierdan competitividad.

Esta es la segunda petición de Washington para que un grupo de expertos de la OMC examine si existe o no distorsión del mercado automotriz por las supuestas subvenciones de Pekín a ese sector, señaló el organismo en un comunicado.

Washington denunció la concesión de subvenciones como donaciones, préstamos, ingresos públicos no percibidos, provisión de bienes y servicios y otros incentivos supeditados a los resultados de empresas chinas dedicadas a la exportación de vehículos y autopartes.

Por otra parte, el OSD estableció, a solicitud de la Unión Europea (UE), un grupo especial para examinar si Estados Unidos ha cumplido las recomendaciones del órgano de la OMC en el caso de la empresa aeronáutica Boeing.

Asimismo, someterá a arbitraje una petición de la UE para aplicar sanciones contra Estados Unidos por 12,000 millones de dólares bajo el argumento de que Washington no ha retirado sus subsidios a Boeing.

Según fuentes diplomáticas, la petición formalizada este martes subraya que el monto de la compensación solicitada es coherente con los efectos causados por las ayudas al gigante aeronáutico estadunidense.

La Unión Europea argumentó que la cuantía sin precedentes de los subsidios a Boeing resultaron en una distorsión del mercado y en un perjuicio para su competidor europeo Airbus.

MFH