La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que el trabajo independiente, el de las micro y pequeñas empresas se han convertido en el principal proveedor de empleo en 99 países en donde realizó su más reciente estudio.

Así, las pequeñas unidades representan 70% del empleo total, por lo que son quienes más empleo generan; en ese sentido, establece la OIT que las conclusiones tienen repercusiones “sumamente importantes” para las políticas y los programas sobre creación de empleo, calidad del empleo, nuevas empresas, productividad de las empresas y formalización del empleo, los que, según indica el informe, tienen que centrarse más en estas pequeñas unidades económicas.

En América Latina, reporta el mismo porcentaje de trabajadores independientes como el que se genera en empresas que tienen de 2-9 empleados.

Además, el 62% del empleo de estos 99 países corresponde al sector informal, donde las condiciones de trabajo en general tienden a ser inferiores, o sea: falta de seguridad social, salarios más bajos, y deficiencias, tanto en materia de seguridad y salud en el trabajo, como de relaciones laborales.

Cabe destacar que el nivel de informalidad varía mucho, desde más del 90% en Benín, Cote d’Ivoire y Madagascar, hasta menos del cinco por ciento en Austria, Bélgica, Brunei Darussalam y Suiza.

La OIT resaltó que en los países de ingreso alto, el 58% del empleo total corresponde a las pequeñas unidades económicas, mientras que en los países de ingreso bajo y de ingreso mediano la proporción es considerablemente superior. En los países con los niveles de renta más bajos, el porcentaje de empleo correspondiente a las pequeñas unidades económicas es de casi el 100 por ciento.

erp